Las 10 películas españolas del año

  • Cuesta, como todos los años, encontrar una decena de películas españolas que sean recordables, y no digamos ya redondas.
  • En este 2018 han destacado las comedias ordinarias, thrillers de pobres resultados, mucho cine de bajo presupuesto y todavía más bajo respaldo en taquilla

Cuesta, como todos los años, encontrar una decena de películas españolas que sean recordables, y no digamos ya redondas. En este 2018 han destacado, cómo no, las comedias ordinarias como Campeones, El mejor verano de mi vida, El mundo es suyo, Yucatán, La tribu, Oh Mammi Blue o Paella Today y thrillers de pobres resultados como El aviso o La sombra de la ley. También tuvimos mucho cine de bajo presupuesto y todavía más bajo respaldo en taquilla como Entre dos aguas, Casi 40, Formentera Lady o Las distancias. Nadie las vio. Entre los pinchazos en taquilla más destacados, dos películas: Quién te cantará y El árbol de la sangre.    

Estas son nuestras 10 películas españolas favoritas de este año:  

El reino

A Rodrigo Sorogoyen no le puede ir mejor. Su corto Madre, premiado con el Goya, ha entrado en la shortlist de los Oscar, cuyas nominaciones conoceremos el 22 de enero. Además, ha estrenado El reino, clara favorita en los Goya 2019.
El reino, de la que hablamos en Cuartopoder.es con su protagonista, es un thriller sobre la corrupción que tiene un ritmo poco habitual en el cine español, está rodado con determinación, un reparto logrado y una eficaz banda sonora de Olivier Arson.

Carmen y Lola

De ella también hablamos con su directora, Arantxa Echebarria. La película, el enamoramiento entre dos jóvenes gitanas, tiene un guión sencillito, pero en esa sencillez radica su encanto. Los actores de esta pequeña pieza independiente no son profesionales y el trabajo de ensayos que hizo su directora con todos ellos es admirable y se palma en la pantalla. Fueron meses de ensayos hasta en los domicilios de los propios actores. Una película digna y rodada con poco respaldo financiero.  

Cuando dejes de quererme

Publicidad

Una de las grandes olvidadas por la Academia, el público y la crítica. Y no se entiende la razón. La película es un thriller rodado entre Euskadi y Argentina que tiene pulso y talento. Buen trabajo de su director, Igor Legarreta, y también de todos sus actores, sobre todo Eduardo Blanco, Eneko Sagardoy y Flor Torrente.

El fotógrafo de Mauthausen

Otra de las claramente olvidadas. Tampoco se entiende bien que la Academia se haya olvidado del estupendo trabajo (sobre todo físico, que no es moco de pavo) de Mario Casas en esta película. Y vale, no es El pianista, pero es muy interesante.
Rodada dignamente por Mar Targarona, aborda una terrible página de nuestra historia reciente: la de los españoles torturados y asesinados en uno de los lugares más infernales conocidos por el hombre. Españoles olvidados y silenciados por su país y su régimen fascista y que todavía hoy no han sido homenajeados como se merecen.  

Petra

Un estimable y logrado trabajo de Jaime Rosales, posiblemente su película más conseguida por tener un guion (de Michel Gaztambide, Clara Roquet y Rosales) muy trabajado. Además de una estupenda Marisa Paredes, destaca el villano de la función, un aterrador Joan Botey, y Bárbara Lennie, la gran olvidada de los Goya y también actriz este año en El reino, Todos lo saben y La soledad del domingo. ¿Qué tienen contra esta mujer?

El silencio de otros

Documental del que hablamos también con su codirectora Almudena Caracedo. Un esfuerzo de años en los que Almudena y su marido, Robert Bahar, se jugaron su dinero y sus nervios. La película es de una dureza difícilmente soportable en algunos de sus testimonios y cuenta con el respaldo de los hermanos Almodóvar. Tras ser nominada a los Goya y a los Premios del Cine Europeo y ser Premio del Público en el Festival de Berlín, ha entrado en la lista de los 15 documentales entre los que saldrán los nominados al Oscar. Mucha suerte para un trabajo que debería ser proyectado en los colegios de toda España, cosa que, por supuesto, no va a suceder.   

El rey

Esta película de Alberto San Juan (con el que hablamos en Cuartopoder.es) y Valentín Álvarez es muy humilde y está rodada en poco tiempo en el Teatro del Barrio, pero su texto es bestial y dice cosas verdaderamente tremendas sobre Juan Carlos I, papá del actual rey. Las muchas oscuridades del viejo monarca le hielan a uno la sangre.
El rey se ve con mucho interés y sin aburrir en ningún momento y sus tres protagonistas (Luis Bermejo, Guillermo Toledo y San Juan) están estupendos.  

El ángel

También con los hermanos Almodóvar detrás, El ángel no es una película redonda, pero su factura es impecable. Dirigida de forma eficaz por Luis Ortega, es visualmente muy atractiva, aunque moralmente cuestionable. A pesar de que siempre seducen los personajes que no siguen las normas o respetan la propiedad privada (como Warren Beatty en Bonnie & Clyde), no deja de ser la historia (entretenida, eso sí) de un bello psicópata.

Tu hijo

Miguel Ángel Vivas ha hecho exactamente la película que quería hacer, con total autonomía y una estupenda fotografía de Pedro J. Márquez. José Coronado ha sido nuevamente nominado al Goya gracias a una película que no debería ser una rareza. Me explico: en España hace falta más cine de género como Tu hijo porque tenemos páginas de sucesos alucinantes y escenarios fabulosos y no se nos da mal, aunque unas películas salgan mejor que otras. Quizás entre tanta comedia casposa y hortera deberíamos dejar más espacio para el thriller, el policial, el noir. Este trabajo, que te deja bastante mal rollo al final de la película, es un ejemplo.   

Mudar la piel

Tampoco se entiende muy bien que esta película no esté entre las nominadas al Goya a mejor documental. Cristóbal Fernández y Ana Schluz, a los que también entrevistamos en Cuartopoder.es, logran algo muy complicado hoy en día: innovar en el documental. Y lo hacen de manera sorprendente y elegante. A veces parece que estás viendo una estupenda película de espías en vez de un documental sobre las mediaciones para alcanzar la paz en Euskadi. Realmente brillante.