IU decide si entrar o no en un gobierno de Sánchez

  • Tras la decisión de Iglesias, la opción de Garzón como ministrable toma fuerza
  • La decisión la tomará la militancia en un referéndum

Pablo Iglesias da un portazo en la cara a Pedro Sánchez. El líder de Podemos no será ya la excusa del PSOE para no formar un gobierno de coalición con Unidas Podemos. Era la línea roja reflejada en la entrevista que el presidente en funciones concedió a La Sexta el pasado jueves. Aún así, desde el PSOE, se hacen los remolones. "Sin vetos ni imposiciones podemos llegar a un acuerdo. El Presidente escuchará las propuestas y decidirá el equipo. Empecemos por los contenidos. Primero, programa y luego, el Gobierno". Las negociaciones parece que se han desbloqueado y que ambas fuerzas comienzan este mismo fin de semana las conversaciones.

Primero, programa. Los dirigentes de Unidas Podemos se han referido a que el problema era la falta de voluntad del PSOE de hablar de programa durante todas estas semanas. "¿Qué negociación? Si no hay ninguna negociación...", añadían. Para Unidas Podemos la base programática de un acuerdo debe estar basado en el acuerdo presupuestario que ambas formaciones firmaron la pasada legislatura. El PSOE ha bajado las expectativas en distintas ocasiones. La última, con el documento España Avanza, un documento que se queda corto en las aspiraciones programáticas para el grupo confederal.

Así lo transmitirá hoy Alberto Garzón en la reunión de la Coordinadora Federal que celebra IU. Según ha podido saber cuartopoder.es, el coordinador federal repasará la situación política y la organización marcará la línea a seguir en los próximos días. En primer lugar, IU priorizará un acuerdo programático con el PSOE, un acuerdo que debe ir acompañado de las garantías de que el PSOE lo cumple, es decir, abre la posibilidad de entrar en el Gobierno. Si IU entra en un acuerdo de gobierno, la militancia decidirá en referéndum sobre este aspecto.

Publicidad

Huelga decir que la decisión de ayer de Iglesias, abre un abanico más amplio de posibilidades en la quiniela de quiénes de Unidas Podemos podrían ser propuestos para ocupar campañas ministeriales en un futuro gobierno progresista. Entre ellas, Alberto Garzón suena más. Así como Irene Montero, Yolanda Díaz, Héctor Illueca...

Primero, programa. "El documento que el PSOE propone no es más que un conjunto de medidas bienintencionadas pero que se enmarcan dentro del programa de Estabilidad 2019-2022 que el gobierno remitió a la Comisión Europea la semana siguiente a las elecciones generales del 28 de abril", considera Garzón, tal y como analizará ante los dirigentes de IU en la Coordinadora de hoy.

Para el coordinador federal de IU, la propuesta socialista "continúa con la senda que defendía el Partido Popular en los últimos años y planifica una disminución del gasto público sobre el PIB". "De hecho, rebaja el peso del gasto sobre el PIB del 41,3% al 41,1% este año y hace una previsión del 40,7% para 2022. Nos alejamos cada vez más del 47,1% registrado en la Eurozona, el 56,5% de Francia o el 53,7% de Finlandia", valora. El PSOE, a ojos de IU, quiere hacer más recortes.

El PSOE ha descartado públicamente algunas medidas que para IU son necesarias en un gobierno de izquierdas. Garzón cita las siguientes: "El Tipo Mínimo en impuesto sobre sociedades del 15% y la limitación de las exenciones de dividendos procedentes de las filiales en el exterior; el control fiscal de las SICAV; el incremento del 1% en el Impuesto de Patrimonio de las fortunas de más de 10 millones de euros; la tributación de las SOCIMIS del 15% sobre los beneficios no distribuidos; la derogación de la reforma laboral de 2012; regulación de las subidas abusivas de los precios de alquiler". Y asegura que el PSOE, a pesar de que ahora asegure que quiere hablar de programa, primero, "se niega a discutir sobre estas cuestiones programáticas si no rechazamos antes la exigencia de garantías para su cumplimiento".

"El cumplimiento de los acuerdos no puede depender de la simple voluntad de un PSOE, que nunca tarda demasiado en defraudar", por lo que el líder de IU considera que "todo acuerdo programático ha de discutirse al mismo tiempo que las garantías para su cumplimiento". Reconoce que estas garantías son plurales, que puede haber diversas opiniones sobre si lo mejor es entrar en el Gobierno o no. En todo caso, asegura Garzón, "sería nuestra militancia la que decidiría en referéndum nuestra propia posición, con independencia de las posiciones que adopten el resto de los actores políticos de Unidas Podemos".