Así es el cambio radical que prepara Facebook

  • La red social estrenará un diseño más limpio, centrándose en las stories y los Grupos como eje fundamental
  • Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp compartirán sus sistemas de mensajería instantánea

0

Facebook experimentará en los próximos meses el mayor cambio estético y de estrategia que haya llevado a cabo la compañía en sus 16 años de historia. En un universo tan cambiante como el de las redes sociales, las necesidades de los internautas han evolucionado completamente desde que se creara la compañía en una habitación de un Colegio Mayor de la Universidad de Harvard en 2004.

En la actualidad más de la mitad del consumo online se produce desde dispositivos móviles y Mark Zuckerberg, creador y actual CEO de Facebook, se ha propuesto que el usuario se olvide del ordenador de escritorio. Tiene una motivación económica, puesto que el 93% de los ingresos que recibe Facebook ya llega desde la publicidad a través del móvil. Es por eso que el directivo ha sido claro: “Facebook ya no es la prioridad, sino la familia de aplicaciones móviles de Facebook”.

Publicidad

Con esta sentencia como lema, la compañía se prepara para llevar a cabo una remodelación total. Uno de los grandes proyectos a los que se enfrenta es la integración de los sistemas de comunicación de todas sus aplicaciones móviles, que será una realidad ya en 2020. Esto permitirá que la mensajería de Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger funcione de manera integrada, por lo que si un usuario envía un mensaje a través de WhatsApp a un amigo, éste podrá responderle desde la app que desee: Instagram, Facebook, Messenger…

Según Zuckerberg, llevar a cabo esta integración es el mayor reto al que se enfrenta la empresa en su historia. Ya comienzan a verse los primeros frutos del trabajo de ingeniería que se está desarrollando, puesto que las funcionalidades de unas apps han empezado ya a estrenarse en otras. Por ejemplo, Facebook Messenger estrenará pronto su versión de escritorio (similar a la de WhatsApp Web), así como la posibilidad de crear grupos de amigos más cercanos con los que compartir contenido único, algo que ya es una realidad en Instagram.

En los próximos meses continuarán lanzándose nuevas funcionalidades hasta que, finalmente, todas las apps de la “familia Facebook” las compartan todas y estén integradas entre sí. Junto a la apuesta por la movilidad, Zuckerberg también ha mostrado su preocupación por “parecer” una compañía más segura y comprometida con la privacidad del usuario. La integración de las aplicaciones conllevará que todos los mensajes de todas las plataformas se encuentren cifrados extremo a extremo. Esto implica que nadie, ni siquiera los propios trabajadores de la empresa, podrán tener acceso al contenido de lo que compartan los usuarios.

Esa preocupación por la privacidad -que llega tras meses de continuados escándalos en la red social- es una de las motivaciones que lleva a Facebook a acometer un cambio de diseño radical en la red social.

El lavado de cara de la plataforma ha empezado a llegar ya a algunos usuarios de la aplicación móvil de Facebook, principalmente aquellos que emplean dispositivos con sistema operativo Android, y también arribará a la versión de escritorio en las próximas semanas. El objetivo de la compañía es que los más de 2.390 millones de usuarios de Facebook puedan emplear el nuevo diseño antes de que llegue el verano.

Facebook dejará de lado el tradicional color azul de la plataforma para dar paso al blanco como tono predominante. También modificará el logotipo tanto de la versión de escritorio como de la app para ajustarlo al nuevo diseño.

Bautizado como FB5, el nuevo look de la red social más empleada en el mundo dará mayor importancia a los Grupos. Facebook quiere convertir estos sistemas cerrados de comunicación en el centro de su estrategia, puesto que en ellos los usuarios pueden comunicarse de forma privada y sus mensajes no están a la vista de cualquiera.

Es por ello que a partir de ahora los grupos de Facebook contarán con una pestaña propia ubicada en el centro del perfil. “Las comunidades son tan importantes o más que los amigos”, señalaba Zuckerberg al presentar el rediseño, que también incluye un nuevo menú en la parte superior de la red social e iconos renovados junto a un nuevo sistema de notificaciones.

También cambiarán de ubicación las stories, que pasarán a posicionarse en el centro de la experiencia de usuario. Cuando éste abra su cuenta de Facebook, lo primero que verá, tanto en el móvil como en el escritorio, serán los contenidos efímeros -aquellos que desaparecen a las 24 horas de su publicación- que hayan publicado sus contactos.

Facebook quiere replicar el éxito de las historias en Instagram -empleadas por más de 500 millones de personas en todo el mundo cada día- y convertirlas en imprescindibles en la red social, donde gran parte de los usuarios, en los últimos meses, han dejado de publicar cada día. El hecho de que el consumo de las stories se realice principalmente desde el móvil también interesa a la compañía precisamente por la posibilidad de rentabilizar económicamente el formato. En Instagram las historias generan el 90% de los ingresos publicitarios.

Junto a los cambios que llegan a Facebook, la compañía también prepara novedades para las Stories de Instagram. En las próximas semanas estarán disponibles perfiles específicos para “influencers”, en los que los creadores podrán incluir botones para vender directamente la ropa y los productos que muestran en sus publicaciones. También llegará un nuevo sticker de donación que permitirá a los usuarios recaudar fondos para diversas causas benéficas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.