FEMINISMO / Pepa Bueno, Rosa Montero, Rozalén, Yayo Herrero, Pamela Palenciano participan en el evento

Éxito de convocatoria en el acto previo al 8M: “La huelga feminista ya ha empezado”

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado: - Actualizado: 08:11

Evento de llamamiento a la huelga del 8M en Matadero, Madrid.
Evento de llamamiento a la huelga del 8-M en Matadero, Madrid. / Madrid 8 de Marzo (Twitter)

Queda menos de un mes para la protesta internacional de mujeres que pretende parar el mundo, pero en realidad “la huelga feminista ya ha empezado” y es “un éxito”, han proclamado organizadoras y participantes del acto de llamamiento y presentación del 8-M que ha tenido lugar durante la jornada del domingo en la Nave de Terneras, dentro del espacio cultural de Matadero, en Madrid. Unas 3.000 personas, según la organización, han acudido a este evento festivo aunque el aforo del recinto era para 600. Los asistentes que no han podido ingresar en el lugar se han quedado haciendo cola a las puertas del edificio y han podido escuchar las intervenciones y los conciertos a través de altavoces colocados en el exterior.

Desde la Comisión 8 de Marzo, que todos los años organiza la manifestación en Madrid, vaticinan que este año la convocatoria volverá a ser un éxito en la capital. “La manifestación va a ser larguísima, de seis kilómetros”, han adelantado. La salida a la calle acompañará a la huelga del 8-M que tendrá cuatro pilares: los cuidados, lo laboral, el consumo y los estudios. Es la primera vez que se hace una huelga de mujeres de todo un día en España, pero la primera en la historia se realizó en Islandia en 1975. La cita es importante y las voceras del movimiento feminista han trasladado un mensaje para la líder de Ciudadanos en Catalunya: “Sí, Inés (Arrimadas), estamos muy ideologizadas para luchar contra el machismo”.

Han respaldado la huelga del 8-M, con su presencia en la jornada de hoy, periodistas y escritoras como Rosa Montero, Pepa Bueno, Cristina Fallarás, Belén Gopegui; artistas como Amparanoia, Rozalén, Arte Muhé, Amparo Llano (antigua componente de Dover), Magalí Revollar, Gabriela Wiener, Marina (Operación Triunfo), activistas como Pamela Palenciano, Las Kellys, Madres contra la Droga y las espartanas de Coca-Cola. “La huelga es una herramienta de lucha, no una meta”, han indicado desde el escenario las portavoces de la Comisión 8 de Marzo. “La gran diferencia entre el feminismo y las modas es que las modas tienen fecha de caducidad y el feminismo ha venido para quedarse”, han añadido entre aplausos.

“Nunca he ido a ninguna manifestación feminista. He venido aquí para informarme porque procedo de un municipio donde no existe motivación para una huelga de mujeres”, ha explicado a este diario Beatriz (22 años). La acompaña Raquel (56 años), quien se considera “feminista” desde hace muchos años y ve con alegría el resurgir de un movimiento que hace unos años creyó casi extinto. “En mi opinión Gallardón hizo un favor al movimiento, porque con la ley del aborto muchas mujeres salieron a la calle”, ha señalado. Tres amigas chilenas de 41 años también se acercan con curiosidad a Matadero para comparar la experiencia con la situación de su país. Por otro lado, Mireia (60 años), que forma parte de un grupo de feminismo comunitario, ha comentado que la sociedad demanda un cambio porque ha llegado un momento en que “el machismo no se puede consentir”.

Asistentes al evento hacen cola antes de ingresar al recinto de la Nave de Terneras. (Matadero).
Asistentes al evento hacen cola antes de ingresar al recinto de la Nave de Terneras. (Matadero)./ M.F.S.

Entre los discursos más aplaudidos el de la periodista Pepa Bueno, quien ha indicado vivir “con mucha emoción personal” esta última oleada feminista. Su generación, ha narrado, creció con la ilusión de derechos, una igualdad que pronto se comprobó que en realidad ocultaba “un abismo” entre la igualdad legal y la real. “Lo veíamos las periodistas: redacciones llenas de mujeres, pero despachos de hombres” o en las páginas de sucesos, donde “los asesinatos de mujeres eran relegados a la última página de sucesos”, ha explicado. “Si nosotras empujamos otra vez, la rueda dará la vuelta definitiva para el siguiente objetivo que, en mi opinión, es el poder económico y político”, ha indicado. “Creo que este 8M será histórico” porque “resulta intolerable no querer a las mujeres”, ha sentenciado.

Por su parte, Pamela Palenciano, autora del monólogo ‘No solo duelen los golpes’, ha reseñado la necesidad de que los hombres cisgénero y heterosexuales “pierdan privilegios”. “Necesitamos mayor exposición de los hombres, mayor humildad porque el cambio no viene de abajo a arriba. Hay que hacer más y hablar menos”, ha pedido. En ese sentido, ha exigido que se remunere el trabajo de cuidados y que se revise el régimen compartido de visitas que obliga a las mujeres a ver a sus maltratadores y a compartir a sus hijos con ellos. A su aportación, se ha unido Rosa Montero. “Siempre me ha parecido ridículo que algo que nos concierne a todos se considere una cuestión de mujeres”, ha indicado la escritora, quien ha exigido que se valore “la vida y la integridad” de las mujeres, al tiempo que alcancen “un lugar de reclamación y justicia”.

Con palabras incendiarias, Cristina Fallarás ha copado toda la atención en el escenario. “Los medios de comunicación pertenecen a hombres y, si pertenecen a hombres, de nosotras no se habla. Es absolutamente mentira que los medios se hayan sumado, porque hasta ahora no se había dicho que nos habían tocado, que nos habían violado en los bares…”, ha indicado. “Nosotras hemos abierto una brecha en la frontera de la comunicación y por eso estamos aquí”, ha añadido la periodista, quien ha pedido que la unión de las mujeres sirva también para hacer un agujero en la frontera que deja a los refugiados fuera de la “Europa macho, gorda y blanca”. El lenguaje inclusivo también ha sido uno de los temas de la jornada. Belén Gopegui ha pedido que “no se asusten los señores” porque “el lenguaje no es propiedad privada” y ha pedido que la única libertad que no exista sea la de oprimir.

Los colectivos de mujeres con problemáticas laborales o sociales como Las Kellys, las Espartanas de Coca-Cola en lucha o las Madres contra la Droga también han salido al escenario. Una agrupación de mujeres con el nombre ‘Territorio doméstico’ ha pedido que se haga un especial esfuerzo por “la huelga de cuidados”, aunque sea lo más difícil, y han pedido apoyos con delantales en las ventanas, las escaleras de las casas. “Hay que acabar con la economía que destruye las bases naturales, la economía que pone en el centro los beneficios para unos pocos”, han reseñado las economistas Amaia Pérez Orozco y Yayo Herrero, quienes han advertido que “si no deshacemos el género, no deshacemos el capitalismo”.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend