Tenso debate en las bases de IU Madrid: Unidas Podemos o Madrid En Pie

  • Fuentes de la dirección regional aseguran que las fuerzas de ambas opciones parecen bastante equilibradas
  • El resultado, que se conocerá el 26, dibujará cómo se reconfigurará la izquierda madrileña tras las elecciones

4

"Suicidarte antes es una locura". Con estas palabras se expresa el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, en una reciente entrevista en Público, sobre la posibilidad de que Podemos e IU no concurran conjuntamente a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid. Duro y contundente, el líder de IU: "Si el resultado de ir solos significa que hay un 3 o 4% de voto que se queda fuera y no contabiliza, sería determinante para que haya un gobierno de derechas en la Comunidad de Madrid. Entonces la irresponsabilidad sería manifiesta". "Es que tenemos a Vox diciendo que nos quiere ilegalizar. No podemos hacerle el favor de que el 2, 3, 4% de los votos se queden sin contabilizar", proseguía

Las bases de IU Madrid votan estos días, en un referéndum interno, si aceptar el acuerdo de confluencia propuesto por Podemos o si, por el contrario, continuar con el proceso de convergencia que desarrollan desde hace semanas conjuntamente con Anticapitalistas, Madrid En Pie, al que pretenden, también, que se sume Podemos. El acuerdo que han ofrecido los morados para la Comunidad de Madrid, cuya candidata ya oficial para la presidencia de la Puerta del Sol es Isa Serra, consta del 33% de los recursos económicos del grupo parlamentario autonómico y los puestos 2, 6, 12 y 13 en la lista. Por otra parte, la propuesta de Madrid En Pie trata de establecer unas primarias proporcionales y abiertas, un proceso participativo en el que la confluencia no se genere como una coalición electoral entre fuerzas políticas que pactan entre direcciones.

Tensión. La militancia de Madrid está muy tensionada. Las dos opciones contrapuestas tienen riesgos y virtudes para una y otra parte. Los militantes madrileños temen pasar por otra crisis como la generada en 2015, cuando la antigua IUCM consiguió cerca del 5% de los votos pero no consiguió representación en la Asamblea de Madrid, lo que supuso que el PP, con el apoyo de Ciudadanos, haya gobernado la Comunidad estos últimos cuatro años. IUCM fue, posteriormente, desfederada de IU por incumplimiento de acuerdos federales y una gran parte de aquella militancia no volvió a inscribirse a la nueva IU Madrid. Este es el argumento principal de los partidarios del acuerdo de Podemos: abogar por la unidad que ya se da en el ámbito estatal para frenar a las derechas y ultraderechas e intentar un giro a la izquierda en el Gobierno madrileño.

Publicidad

Los partidarios de la opción de Madrid En Pie, por su parte, creen que sin un proceso de base, que integre a movimientos sociales y rompa con las dinámicas de partido, es cuando se corre el riesgo de no llegar a ese 5%. Además, creen que Podemos Comunidad está muy debilitado tras la creación de Íñigo Errejón de Más Madrid, por un lado, la dimisión de Ramón Espinar, en segundo lugar, y la separación de Anticapitalistas, en tercero, que se ha constituido como un partido independiente de Podemos. Esto les hace pensar que Podemos, en el caso de que las bases de IU Madrid decidieran seguir con el proceso de Madrid En Pie, acabaría apostando por integrarse en este proyecto. Desde Podemos, guardarán silencio hasta que se conozcan los resultados del referéndum. Un resultado que se conocerá el próximo martes 26 de marzo. Las votaciones, sin embargo, finalizarán el 23.

Así, la campaña interna ha saltado a los medios de comunicación y las distintas opiniones en IU Madrid muestran una clara división en cuanto a este tema. Distintas fuentes del partido aseguran a cuartopoder.es que las fuerzas están igualadas y que no se puede dar por sentado ningún resultado en el referéndum. Imprevisible, aseguran. Son simbólicas las posturas contrapuestas de los dos coportavoces de la federación, Sol Sánchez y Mauricio Valiente. Este último, firmaba esta semana un artículo en eldiario.es llamando al voto por el acuerdo propuesto por Podemos. Por su parte, Sánchez hacía lo propio en el mismo medio poco después, apoyando la confluencia mediante el proyecto Madrid En Pie. La división es palpable.

Por otro lado, el PCM ha debatido en sus núcleos y ha aprobado seguir con el proceso de Madrid En Pie. Con un 95%, los comunistas madrileños aprueban la confluencia con Anticapitalistas como eje principal al que se podrían sumar otras fuerzas, también Podemos. El secretario general del PCM, Álvaro Aguilera, lo explicaba esta semana en un artículo en Público. En este sentido, la Asamblea Político y Social de IU Madrid aprobaba en febrero, por cerca del 90% del apoyo, el buscar una confluencia mediante métodos participativos, al estilo Madrid En Pie. En cuartopoder.es, el pasado martes se expresaban diferentes cargos públicos de IU en la Comunidad de Madrid, capitaneados por el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura, y la alcaldesa de Ciempozuelos, Chus Alonso, apostando por el acuerdo con Podemos. Víctor Alonso Rocafort, quien intentó ser el candidato de IU para las generales por Madrid, puesto que por primarias será para el secretario general del PCE, Enrique Santiago, explicaba sus motivos de su apuesta por la opción de Madrid En Pie también en este periódico.

Debate acalorado entre la militancia y simpatizantes de IU Madrid. Un debate en el que está en juego cómo se presentará la federación de izquierdas a los comicios autonómicos, por un lado, pero, por otra parte, el modelo de reconstrucción de la izquierda madrileña tras la cita electoral, tras las sucesivas crisis en los últimos años. La confluencia con Podemos que emula a la coalición Unidas Podemos de ámbito estatal, por un lado, o el proceso Madrid En Pie, de carácter más rupturista también con las dinámicas de los partidos. En juego, además, la posibilidad de que hayan dos o tres candidaturas a la izquierda del PSOE con posibilidades de entrar en la Asamblea la próxima legislatura. El 26 se saldrá de dudas.

4 Comments
  1. Vinicius says

    «Por otro lado, el PCM ha debatido en sus núcleos y ha aprobado seguir con el proceso de Madrid En Pie. Con un 95%, los comunistas madrileños aprueban la confluencia con Anticapitalistas como eje principal al que se podrían sumar otras fuerzas, también Podemos. »

    Es decir, hay una opción democrática, debatida, sin imposiciones a nadie, desde abajo… y otra basada en un trágala impuesto por Podemos.

    No hay color.

    1. florentino del Amo Antolin says

      ¡¡ Tu color es el amarillismo social !!. ¿ Cuanto te pagan por opinión ?. ¡ Esa vieja escuela facha cuanto daño hace !,

      1. Vinicius says

        Tú sin embargo me encantas Flo

  2. ninja45 says

    Hace unos años, las mujeres del patriarcado decían una frase repugnante: “Yo no soy feminista, soy femenina”. Cuando ese patriarcado ni siquiera había permitido que el feminismo estuviera suficientemente desarrollado (y aún es un «feminism in progress», como «work» que es de liberación y conciencia política aplicada), aquella frase ya era para ponerse de los nervios. Recuerdo en particular habérsela oído a Ana Botella. Y a otras mujeres semejantes, hijas del patriarcado. Siempre sonreían durante o después de pronunciar la tonta y tramposa aliteración. Sonreír para demostrar lo femenina que eres es muy patriarcal.
    Las sonrisas versus los sapos y culebras (todos mis respetos antiespecistas) que echa por la boca una bruja feminista. Lo de la violencia doméstica no solo es repugnante, sino ajeno a los acuerdos internacionales, como ese Convenio de Estambul del 2011 al que se adhirió la Unión Europea en el 2017. A menos que al PP Europa le pille cada vez más lejos -por aquello de que España empieza en Despeñaperros-, desde la Estambul de ir de luna de miel la violencia contra las mujeres no se considera violencia doméstica sino violencia contra las mujeres por razones de género, violencia machista. Estos fascistas y corruptos del
    «Trifachito» o sea Partido Podrido, C’s. Fachas y Vox, nos repugnan porque llaman “hogar” al espacio sin límites del patriarcado, obviando que la violencia contra las mujeres la ejercen los hombres en las casas y en las calles y en las oficinas y en los hospitales y en las empresas y en los bares y en los montes. En cualquier metro cuadrado del mundo donde desatan esa violencia contra las mujeres no por ser sus esposas o sus novias o sus madres o sus hermanas o sus empleadas o sus pacientes o sus clientas, sino por el hecho mismo de ser mujeres sobre las que, por el simple hecho de ser hombres, pretenden una posición de
    superioridad y se afirman en la dominación. A la m. con la Injusticia española prevaricadora, títere de los fascistas y corruptos, vergüenza de Europa. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.