El Podemos del consenso se encamina a la III Asamblea Ciudadana

  • Las votaciones de la III Asamblea Ciudadana de Podemos serán entre el 15 y el 21 de mayo
  • Iglesias vira su discurso sobre Ciudadanos y el PP

5

Podemos celebrará las votaciones de su III Asamblea Ciudadana, en un principio prevista para el pasado mes de marzo y retrasada por la pandemia, entre los días 15 y 21 del presente mes de mayo. Así lo anunciaban ayer los dirigentes de la formación morada reunidos en un Consejo Ciudadano Estatal virtual. Podemos renovará sus documentos ético, político, organizativo y de feminismos y elegirá a los nuevos componentes del Consejo Ciudadano Estatal y al secretario general. Repetirá en el cargo el actual vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

Un Iglesias que ayer dirigió el mensaje del secretario general al resto de los consejeros de Podemos. El órgano interno se reunía por primera vez desde que estallara la pandemia de coronavirus y, posteriormente, el Gobierno decretara el estado de alarma el pasado 14 de marzo que perdura hasta la actualidad. El líder morado no quiso dejar de recordar a Chato Galante, activista por la memoria histórica fallecido por covid-19, la víctima, esta semana que también ha fallecido el verdugo, el torturador Billy el Niño, por la misma enfermedad. El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 se comprometía a que “a la mayor brevedad las medallas y honores le sean retirados con título póstumo” al policía franquista.

Más allá de esto, el secretario general de la formación morada aprovechó para hacer un repaso por algunas de las medidas aprobadas, no sin tensiones internas, por el Consejo de Ministros durante estas semanas y han servido para conformar el llamado “escudo social”. Es la bandera que agita Iglesias ante los militantes de su partido. La formación morada nacía hace algo más de seis años impugnando al sistema de partidos y como reacción a la crisis de financiera, económica y social del 2008. La máxima de Unidas Podemos en el Gobierno desde que se vislumbró la crisis actual: de esta no salimos como de aquella, esta crisis no la pagarán los de siempre.

Así, Iglesias saca pecho de algunas medidas del Gobierno de coalición, con reconocimiento especial a los logros de Yolanda Díaz al frente del Ministerio de Trabajo. El secretario general destaca el contraste de que en la anterior crisis “hubo despidos de trabajadores” y ahora se han “prohibido los despidos por covid-19 y se han facilitado los ERTE para proteger a trabajadores y empresas”.

Entonces, prosigue el análisis de Iglesias, “se desahució a millares de familias”, mientras que este Gobierno “ha prohibido los desahucios”, así como establecido “moratorias de las hipotecas, ayudas y quitas del pago del alquiler”. Igualmente, si antes “se quedaron sin ingresos y no recibieron ningún tipo de ayuda” miles de familias, “hoy estamos a las puertas de un Ingreso Mínimo Vital para llevar algo más de dignidad a cientos de miles de hogares y para que autónomos y empresas puedan seguir facturando para que se mantengan unos niveles de consumo aceptables”. Iglesias también ha recordado la iniciativa que impulsa, junto a integrantes de los gobiernos de Italia y Portugal, para la consideración de un Ingreso Mínimo Vital de carácter europeo.

Los consensos

Sin embargo, lo más llamativo de la intervención de Iglesias ante el Consejo Ciudadano Estatal ha sido que no se ha dejado su figura de estadista en el Ministerio. Quizás llama la atención más por el foro en el que se establecía, un mensaje a la interna del partido, de un partido que ha de diseñar y escoger su estrategia política en las próximas semanas, cuando se celebre la III Asamblea Ciudadana a través de votaciones online.

E Iglesias apela al consenso. Y, para ello, agradece a Ciudadanos que en las últimas semanas haya actuado, con Inés Arrimadas al frente, como “derecha civilizada” porque ha apostado por apoyar al Gobierno en una de las mayores crisis sanitarias de la historia. Al PP, por otro lado, le tiende la mano, le ha apelado para deje de estar “atrapado en su competición con Vox, incapaz de desempeñar el papel que se esperaría del principal partido de la oposición”. Así, a los de Pablo Casado les anima a que elijan: “O con Vox o con España”. “Ojalá el PP abandone a Vox y vuelva a la Constitución”, desea Iglesias.

De los de Santiago Abascal dice: “Se encuentran en posiciones abiertamente golpistas”. Y no duda en advertir, en la introducción del Consejo Ciudadano Estatal, a la oposición: “A pesar de lo que algunos griten, nos insulten y mientan, este Gobierno va a seguir tendiendo la mano a todo el mundo”.

Hace un año, Podemos situaba al adversario en “los trillizos reaccionarios”, las derechas y ultraderechas de PP, Ciudadanos y Vox, y advertía, por otro lado, de los peligros de que dieran los números para que PSOE y Ciudadanos conformaran un gobierno conjunto, de centro estilo Macron, antes del agotador ciclo electoral del año pasado. Hace algo más de un año, en enero del 2019, Íñigo Errejón rompía con Podemos y creaba Más Madrid. Desde las filas moradas señalaban al nuevo partido como “la izquierda amable” que podría sucumbir ante un “modelo macroniano” en el que le incluía al nuevo partido madrileño en alianza con PSOE y Ciudadanos.

En aquel entonces, no estaban convocados ni siquiera los comicios generales de abril, ni se especulaba con un adelanto electoral tan cercano. Un año después, Podemos, Unidas Podemos, entraba en el primer gobierno de coalición del actual periodo democrático. Entonces, a principios del 2019, era imposible intuir que la pandemia de covid-19 situaría al mundo ante un momento catárquico en el que las cosas difícilmente serán como antes. Ahora, Podemos afronta su III Asamblea Ciudadana apostando, como estrategia, por la búsqueda de grandes consensos, de grandes mayorías que empujen en favor de un “constitucionalismo democrático” que deje fuera a la ultraderecha.

Algunos de los consensos que cita Iglesias sobre los que llegar a un gran acuerdo de país de reconstrucción son: reforzar la sanidad pública y dignificar las condiciones de trabajo de sus profesionales; reforzar la industria para que las deslocalizaciones no vuelvan a ser una amenaza para la seguridad de la gente, “la salud no puede depender de los mercados especulativos”; una postura de país en Europa, que defienda una salida común y solidaria; apostar por sectores empresariales que cuidan de los trabajadores, producen riqueza y pagan sus impuestos aquí; un sistema fiscal sólido y progresivo... Los tiempos han cambiado, Podemos también. Antes ruptura e impugnación, ahora consenso.

5 Comments
  1. juanjoa says

    He ahí el infame rostro de una de las personas más abyecto del panorama político español: No cesa de alardear de trabajar en pro de los pobres , se está haciendo cada día más millonario.

    Y mientras va por mundo de feminista, no deja de ser el amo y señor del partido Unidas Podemos

    1. Miguel says

      Basura fascistilla , deja de infectar a la especie humana y ponte a trabajar parásito.

    2. Florentino says

      … Vamos a ver, ¿no queda claro que tienen cuernos y rabo ?. Lo tuyo es vicio de insultar y manchar la página de «Cuarto Poder». Te vales de la democracia que te falta a tí; que no comentes ni una línea de la crónica, ya tiene delito. No todo vale, hay límites que no se pueden traspasar… ¡ Hace tiempo que lo vienes haciendo, espantando al personal… participa, no insultes !.

      1. Florentino says

        … El líder de Unidas Podemos está ejerciendo dentro del Gobierno«el mandato de las bases, ni más ni menos». Habrá personas, que busquen desgarros, debilidades en Pablo Iglesias… la plantilla la tienen hecha desde las cloacas y «fondo de reptiles mediáticos»; así, asistimos que todo vale para desestabilizar la herramienta socialque demuestra con hechos, poniendo en práctica, (como se puede) dentro del Gobierno. Las realidades, son las que son y es necesario recorrer el camino emprendido, sin mirar hacia atrás, hay otros retos por superar en estos momentos. Una «Pandemia» desconocida que se debe de afrontar con la unidad de todos los agentes sociales y muy especialmente los políticos… esos animales asimétricos, que lo mismo montan un «bipartidismo», que usan las cloacas para desprestigiar al que los sustenta.
        Esperemos estar«todos» a la altura de las circunstancias. Hay que salir airosos de este reto, con plenas garantías de ayudar a las más personas que se puedan abarcar; procurando que las menos posibles bajen al escalafón de la miseria, y un «mafioso populismo» los emplee como vulgares esclavos,en este siglo XXI.
        Tales de Mileto: «Lacosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la más fácil… hablar mal de los demás».

        1. Miguel says

          Pretendo aprender de personas como usted , pero este tipo de seres indeseables como el tal » Juanjoa » ; hacen fluir » mis mejores instintos…» , eso si ; sin desear el mal a nadie ( ja,ja,ja) .
          Lo siento profundamente por personas como usted amigo Florentino; pero es que este tipo de gentuza son » una de mis debilidades ….» .
          Soy perfectamente consciente que pretenden provocar y viven de ello ; pero ya no consiguen ni eso ; salvo en personas con marcadas » debilidades humanas» como es mi caso.
          Salud y República estimado amigo .
          PD.
          Que vuelva este pollino cuando quiera, que seguiremos intentando quitarle las » anteojeras» .

Leave A Reply

Your email address will not be published.