NUEVO RUMBO / Óscar Puente reconoce que existen "diferencias importantes" en el ámbito territorial

El PSOE reniega de Podemos como socio preferente tras sus 'desavenencias catalanas'

SARA MONTERO | Publicado: - Actualizado: 09:20

El portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente.
El portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, durante la rueda de prensa el lunes en Ferraz. /PSOE (Flickr)

El 5 de septiembre, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, definía a Podemos como “socio preferente” en el Parlamento en un desayuno informativo. El 30 de octubre, el portavoz de la Ejecutiva socialista, Óscar Puente, ha precisado en Ferraz que “nunca” han dicho que tengan una “interlocución preferente con Podemos”. Entre medias, varios acontecimientos que han enfriado una relación política que, tras la reelección de Sánchez, prometieron estrechar. Todo se resumen en una palabra: Cataluña.

En los últimos meses, las dos formaciones han tenido estrategias muy diferentes sobre cómo afrontar el conflicto catalán. Ante el avance independentista, el PSOE decidió alinearse con el Gobierno y la Constitución, intentando proyectar la imagen de un partido de Estado. Mientras, Podemos optó por hacerlo con el discurso de los ‘comuns’ de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reivindicando el derecho a decidir, elevando la crítica a Mariano Rajoy y lanzando reproches, en voz baja, a la Generalitat. Ambas formaciones han pagado ciertos costes internos, en mayor o menor medida, y apuestan por un concepto de España “plurinacional” que aún está vacío y cuyo contenido tendrán que rellenar en los próximos meses.

En los últimos días, tanto PSOE como Podemos han afilado las navajas y han incluido en sus últimos discursos una puya al rival. En la presentación de su proyecto político este lunes en el Círculo de Bellas Artes, Iglesias ha acusado a PP, PSOE y Ciudadanos, a los que se suele referir como “bloque monárquico”, de estar “rompiendo España”. Preguntado horas antes en Ferraz, Puente había reconocido que en el tema territorial tienen “diferencias importantes” con respecto a la formación que lidera Iglesias. “El problema ahora es más de interlocución de Podemos consigo mismo”, afirmaba el portavoz en referencia a la crisis interna que afronta el partido morado , que comenzó con las críticas de Carolina Bescansa y tiene como último capítulo la intervención de Podem por parte de Podemos. Aunque el apoyo al 155 también creó malestar en el PSC, con la dimisión de la Ejecutiva del PSOE de Núria Parlon como máximo exponente, Sánchez ha conseguido calmar las aguas después de que Rajoy convocase elecciones para diciembre. De hecho, las últimas decisiones del líder socialista se ven con buenos ojos en federaciones como la andaluza. El próximo 11 de noviembre el Comité Federal del PSOE y el Consejo de Política Federal se reunirán para hablar de ésta y otras cuestiones.

Los reproches entre socialistas y Podemos y sus aliados también se han oído en Barcelona.  El revalorizado socialista Josep Borrell, que además apoyó activamente a Sánchez durante las primarias, no dudó en la manifestación del pasado domingo en calificar a Ada Colau de “emperadora de la ambigüedad”. La poca claridad es una de las críticas más extendidas que miembros del PSOE y el PSC le hacen la alcaldesa afín a Iglesias. 

De la izquierda a las “izquierdas”

El hecho de que los socialistas hayan cambiado de opinión varias veces, decidiendo, por ejemplo, poner y retirar después una reprobación a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha hecho pensar a algunos en Podemos que el malestar del PSOE con Gobierno en determinadas ocasiones ha sido puro maquillaje. En las filas moradas no han tenido problemas en criticar la actitud del PSOE con sus siglas y sin referencias genéricas. Uno de los primeros encontronazos  se produjo cuando los socialistas anunciaron que apoyarían al Gobierno en la aprobación del 155 y que habían pactado a su vez la apertura del debate sobre la modificación de la Carta Magna. Entonces, el discurso de Podemos dio un giro claro y amplió la mira también hacia los socialistas: su portavoz, Irene Montero, calificó de “triple alianza” a PP, PSOE y Ciudadanos y resucitó uno de los discursos que más daño hizo en el pasado en Ferraz.

Que el PSOE apoyara el 155 tuvo consecuencias, entre ellas, que uno de sus proyectos en los que habían puesto más expectativas se desinflara. Podemos dejó en suspenso su participación en la comisión de estudio sobre el modelo territorial, donde el PSOE propuso debatir el encaje de Cataluña en España, con el citado artículo encima de la mesa. Lo mismo hizo PNV  a la espera de los próximos acontecimientos. El Congreso decidió retrasar la puesta en marcha de este espacio de diálogo una semana. Este martes, con el 155 ya en activo y las primeras decisiones tomadas, tendrán que decidir si finalmente participan, se quedan fuera o si se vuelve a aplazar la comisión.

En la dirección socialista no entendieron la actitud de Podemos, una sensación que se ha plasmado en los últimos discursos del líder socialista. En el congreso regional del PSOE de Castilla-La Mancha, Sánchez advirtió de que “hay una izquierda que todavía traga saliva” al hablar de España. El día 21, en Cartagena, resucitó uno de los reproches que los socialistas suelen usar como un as en la manga contra Iglesias: “Hay otra izquierda que dice que somos el PP, esa que votó en contra de mi investidura y dejó a Mariano Rajoy al frente del Gobierno”. Puente también ha reforzado este discurso en varias ocasiones ante los micrófonos de Ferraz:  “No hay nada de progresista en la defensa de la identidad por encima de la igualdad; no hay nada de progresista en apoyar que las regiones ricas de Europa se independicen; no hay nada de progresista en el denominado derecho a decidir, que, además, choca frontalmente con nuestra Constitución”. La estrategia del PSOE es presentarse ante los españoles como la izquierda de Gobierno frente a un Podemos que, en su opinión, opta por un camino equivocado que ni siquiera les beneficia electoralmente.

En Podemos miran con recelo esta nueva relación de PP y el PSOE y temen que esta alianza pueda extenderse también a la futura reforma constitucional, donde pacten a solas un marco entre ambas formaciones que excluya las propuestas de Unidos Podemos. “Si se creen que van a hacer lo mismo que con el 135 no se lo vamos a consentir”, comentaba un dirigente del partido morad, recordando que su grupo parlamentario tiene diputados suficientes (un 10% del total de la cámara) para forzar que cualquier decisión que se tome sobre la Carta Magna llegue a los Ciudadanos.

En el diseño de esta reforma constitucional ambas formaciones también chocan. Primero, en el derecho a decidir, que Podemos considera que hay que desarrollar y que podría ir por la vía de la reforma constitucional. El PSOE no es partidario de esta opción: “Queremos hablar de cómo Cataluña se queda en España y no de cómo se va”, explicaba en la Cadena Ser el pasado 12 de octubre. Para Ferraz la posibilidad de un referéndum pactado es, en realidad, un eufemismo del derecho a la autodeterminación. Aunque la reforma de la Carta Magna es una propuesta muy ambiciosa, el resto de grupos no parecen muy entusiasmados. Ni siquiera el propio PP, a pesar de que Rajoy le prometió a Sánchez que abordarían el debate.

La anunciadísima mesa de coordinación parlamentaria que presentaron en junio no ha dado ningún resultado y se encuentra hoy parada. Ambos partidos trabajan en sus prioridades por separado. La urgencia catalana ha postergado una parte de la agenda social en la que ambos podrían encontrarse y cuyo trabajo conjunto podría ser más fructífero. Pese a los ánimos con los que Iglesias y Sánchez vendían públicamente esta nueva etapa en sus relaciones, cuando se apagaban las cámaras y en privado, algunos de los miembros de ambos grupos parlamentarios se mostraban más escépticos. De momento, los más comedidos van ganando la partida.

Artículos Relacionados

  • Benicadell

    Sin embargo en Valencia están unidos por su amor a la lengua catalana y la cuatribarrada.No obstant en Valéncia estan units pel seu amor a la llengua catalana i la cuatribarrada. PSOE-PSPV Compromís de Mónica Oltra y Podemos. Ménage à trois catalanista del Bótanic.

  • Diego Vazquez

    No me creo nada. Que se sepa (por los hechos no por las palabras) el PSOE sigue con su alianza secreta preelectoral (de las últimas municipales) con Podemos. Nuestros políticos no nos representan, nos usan y abusan de nuestro voto y nos traicionan constantemente

    • florentino del Amo Antolin

      Esto se te habrá ocurrido, así… Sin pensar que estan apoyando al partido más corrupto de Europa. Sí, ese que nos roba; y parece que nos gusta. Que desinforma con los medios públicos; omite la información de una manera descarada; haciendo que parezcamos gilipollas, sin criterio… Cambia de canal, de periodico… Y si el problema es el partido vota ha otro; te lo agrdeceremos los demás.

  • Mues Ca

    Pedro Sánchez en las Primarias del PSOE a las bases: “Vamos a echar a Rajoy, quiero un gobierno a la Portuguesa con Podemos”

    Pedro Sánchez tras conseguir la poltrona de SG del PSOE: “Podemos, quien es Podemos??”

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend