2014: El año en el que Podemos llegó, vio y venció

Presentación_Podemos_Teatro_del_Barrio
Pablo Iglesias en el acto de presentación de Podemos, que tuvo lugar el 17 de enero de este año en el Teatro del Barrio de Madrid. / Podemos (YouTube)

Es difícil saber cuánta gente predijo el pasado 17 de enero el impacto que Podemos y Pablo Iglesias tendría en este año 2014. Aquél día se presentó en el Teatro del Barrio de Madrid una nueva formación que ha puesto patas arriba la política en nuestro país. 2014 ha sido de principio a fin el año de Podemos. De su creación desde prácticamente cero. De su explosión tras los 5 eurodiputados conseguidos en las elecciones europeas y de su triunfo mediático en las encuestas. A unos meses de que Podemos confirme o no sus expectativas electorales tanto en las elecciones municipales como autonómicas, cuartododer.es repasa, mes a mes, la actividad de este partido político en el año que está a punto de acabar.

Publicidad

Enero: Presentación de la iniciativa

Pablo Iglesias comenzaba ya a ser conocido. Su programa La Tuerka, emitido en sus orígenes en una pequeña televisión comunitaria de Vallecas, TeleK, daba que hablar en las redes sociales. Luego gozó aún de más visibilidad al alojarse en la web de Público. Meses atrás, este profesor de Ciencias Políticas había disfrutado de minutos televisivos importantes tanto en programas “afines” en los que se enfrentaba a periodistas como el director de La Razón Francisco Marhuenda, como en cadenas “enemigas”. Un comunicado con el título “Mover Ficha: convertir la indignación en cambio político” lanzado dos días antes del día 16, preparaba el terreno para el acto de presentación de Podemos. Entre los primeros firmantes, el también profesor Juan Carlos Monedero, el escritor Santiago Alba Rico o integrantes de Izquierda Anticapitalista, organización con mucha importancia en estos inicios. Iglesias, que condujo el acto junto a Iñigo Errejón, Teresa Rodríguez y Miguel Urban, afirmó ese día que “es evidente que los que estamos aquí somos de izquierdas, pero lo que decimos va más allá de etiquetas ideológicas”. Comenzaba de esta manera una iniciativa con la estrategia de llegar a una gran mayoría social de la población primero con las elecciones europeas que estaban fijadas para el 25 de mayo.

Febrero: Contactos con otras fuerzas políticas

Las miradas se situaron durante las primeras semanas en la posibilidad de que la iniciativa de Iglesias confluyera con otras fuerzas a priori cercanas como IU o Equo. Alberto Garzón comenzaba a encarnar un proceso de renovación en IU, por aquel entonces con una campaña de “radicalidad democrática”. En entrevista con este medio, dos semanas después de hacerse público Podemos, afirmaba que no tenía ninguna duda de que IU y Podemos convergerían. El guante lo recogió Iglesias tres días después en los que afirmó a cuartopoder.es que si Garzón contara más en IU, el encuentro sería más fácil. El lector sabrá que el paso de los meses ha alejado más esta posibilidad. Las reuniones, tanto con IU como con Equo, se produjeron pero quedaron ahí. Mientras, Podemos comenzaba a expandirse poco a poco a través de los llamados Círculos por todo los territorios.

Marzo: Primarias abiertas

Asamblea_Ciudadana_podemos
Primer encuentro de Círculos de Podemos, celebrado el pasado mes de Junio en la Universidad Complutense. / Efe

Podemos presentó el 4 de marzo una de sus principales señas de identidad, las primarias abiertas para elegir candidatos a las elecciones europeas. Con 200 Círculos ya creados en el Estado español y la popularidad de Iglesias subiendo, él mismo anunció aquel día su intención de presentarse. Pretendían crear un gran movimiento participativo para la elección de las candidaturas que se desarrollarían íntegramente durante este mes. Podemos comenzó también a integrar herramientas de participación vía web como el crowdfunding, una de sus principales vías de financiación desde sus inicios. Y los Círculos comenzaban a realizar las propuestas para un programa político colaborativo.

Abril: Caras visibles

Más de 33.000 personas participaron en la elección de candidatos. Los nombres se dieron a conocer el día 3 de abril y no hubo sorpresas. Iglesias obtuvo 20.661 votos. Le siguió Teresa Rodríguez, profesora y sindicalista, con 8.078. Los siguientes puestos, tras pasar por el filtro de paridad, fueron para el ex-fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, Lola Sánchez, Pablo Echenique y Tania González. Las caras visibles de Podemos seguían pateándose todos los territorios participando en presentaciones públicas del proyecto. Fue el mes en el que la popularidad de Iglesias se dejó ver, de manera muy simbólica, con la elección de su silueta como logotipo en la papeleta de las europeas.

Mayo: 5 eurodiputados y casi al mismo nivel que IU

Eurodiputados-de-Podemos
Los eurodiputados de Podemos. / Efe

Prácticamente ninguna encuesta les otorgaba ni siquiera un diputado. La gran masa mediática no reparaba en ellos. Pero Podemos obtuvo 1.245.856 votos y 5 eurodiputados el 25 de mayo. Jimenez Villarejo renunció a su escaño, dando paso así a la sexta en las primarias, Tania González. IU triplicó sus resultados de las anteriores europeas gracias a 1.562.497 votos pero la formación de Pablo Iglesias demostró haber conectado rápidamente con un gran sector de la sociedad. Lo hizo con un programa directo, sencillo y con mensajes similares a los lanzados por IU. La novedad, la capacidad comunicativa y los procesos participativos fueron elementos clave en este resultado que sorprendió a muchos. Iglesias pronunció un discurso en el que llamó a no alegrarse demasiado porque su objetivo era superar a “los partidos de la casta”. Al mismo tiempo volvía a llamar a la confluencia de movimientos sociales y fuerzas políticas para ello y algunos de esos mismos recibían la irrupción de esta formación con ilusión.

Junio: elección del equipo técnico

tere_pablo
Teresa Rodríguez y Pablo Echenique. / Efe

A partir del resultado electoral, cada vez más gente se interesó por Podemos. En cualquier caso, seguía siendo un partido sin estructuras, sin órganos, sin cargos, etc. Tocaba ponerse a construir Podemos. Para ello se decidió realizar un proceso denominado Asamblea Ciudadana Sí Se Puede para definir la organización, el marco político y el marco ético que tendría que tener Podemos. Hacía falta un equipo técnico que coordinara todo aquello. Iglesias eligió una lista de 26 personas entre las que destacaba Luis Alegre como coordinador. También se incluyeron Echenique o Sánchez. Las votaciones, en las que participaron más de 55.000 personas, dieron una abrumadora mayoría a este equipo frente a la única lista alternativa que se presentó, formada por el Círculo de Enfermeras. Podemos se enfrentaba al reto de elegir qué democracia interna quería. En este debate ya se vislumbraban diferentes opciones representadas por el sector de Iglesias y otras defendidas por algunos Círculos de base e integrantes de Izquierda Anticapitalista. El primer encuentro presencial, celebrado el 14 de junio, evidenció esas diferencias.

Julio y Agosto: Opciones municipalistas

Los meses de verano fueron fechas en las que empezaban a extenderse por un lado las iniciativas municipalistas ciudadanas. Algunos de sus integrantes participaban en los grupos de trabajo de, por ejemplo, Ganemos Madrid. Otros, en Barcelona, junto a Ada Colau. Luis Alegre adelantaba la intención de Podemos de ir junto a ella en las municipales. Por su parte, Carolina Bescansa analizaba las encuestas que ya iban situando a su formación en la puestos altos y con transversalidad en los votantes. Podemos también seguía extendiéndose y los Círculos organizándose. En Bruselas, los eurodiputados realizaron una condena explícita a la “masacre en Palestina” tras los ataques de Israel.

Septiembre: Comienzo de la construcción

El 15 de este mes comenzaba oficialmente la Asamblea Ciudadana con la discusión sobre los pre-borradores de los principios éticos, políticos y organizativos que presentó el equipo gestor dirigido por Iglesias. Podemos afrontaba una serie de decisiones a tomar durante los dos próximos meses entre las que se encontraban la estructura organizativa, el papel de los Círculos, cargos, principios éticos, etc. De nuevo aquí volvieron a aflorar las diferencias entre el núcleo cercano a Iglesias y otros sectores. Pablo Echenique e Izquierda Anticapitalista consideraban la propuesta de Iglesias centralista, mientras que ellos optaban por una dirección colegiada con varias portavocías. También Iglesias adelantó la estrategia electoral, presentarse a las generales y autonómicas pero no como Podemos a las municipales. También este este mes se hacían públicas las cuentas de la formación, queriendo incidir en la transparencia como seña de identidad.

Octubre: Vistalegre

Vistalegre
Imagen de la Asamblea Ciudadana en Vistalegre. / M. M.

Hasta 95 documentos fueron presentados para organizar Podemos en una primera fase. Las principales propuestas se podían dividir en cuatro, aunque tras el período de convergencias entre equipos de trabajo, se quedaron en dos. Por un lado el equipo de Iglesias, “Claro que Podemos”. Por otro, “Sumando Podemos”, defendido principalmente por Echenique y al que se unieron también Teresa Rodríguez y Lola Sánchez, entre otros. La división se acrecentó al conocerse que la propuesta ética de Iglesias impediría la doble militancia para optar a cargos orgánicos en Podemos. Es decir, los militantes de Izquierda Anticapitalista no podrían optar a ninguno de esos cargos. Con esta situación se llegó al encuentro presencial de dos días en la Plaza de Vistalegre madrileña. Aquí se defendieron, ante miles de simpatizantes, todos los modelos y sobre el escenario se evidenciaron los diferentes planteamientos. “Tres secretarios no pueden ganar a Rajoy y a Sánchez, uno solo sí”, afirmó el primer día Iglesias. Del mismo modo, insistió en la idea de que si su modelo no salía elegido, se echaría a un lado. “Soy un militante, no un macho alfa”, afirmó al día siguiente. Una vez terminado este encuentro, con las votaciones de los documentos aún por realizarse, saltaron nuevas discrepancias por el sistema de votación. El equipo de Iglesias decidió presentar sus tres documentos en bloque, es decir, nadie podría votar un documento de ese equipo y otro de uno contrario. Este hecho suscitó críticas por parte del equipo de Echenique, que lo consideraba un error. Algo de lo que Luis Alegre se defendió en este medio. Tras las votaciones, nueva victoria rotunda de Iglesias, cuyos documentos fueron elegidos por el 80,71% de las más de 112.000 personas participantes.

Noviembre: Poder absoluto para Iglesias y su equipo

podemos-apolo-efe
Pablo Iglesias y su equipo,tras ser elegidos para los cargos de dirección internos. / Efe

Los siguientes pasos para formar definitivamente Podemos tenían como objetivo la creación de los órganos estatales fijados en los documentos ganadores. Un secretario general, un Consejo Ciudadano de 62 personas y una Comisión de Garantías. De nuevo las miradas se centraron en las dos corrientes ya mencionadas. Sumando Podemos presentó una lista de sólo 20 personas al Consejo Ciudadano. En ellas estaba Pablo Echenique pero nadie de Izquierda Anticapitalista. En cualquier caso, el eurodiputado avisó de que si Iglesias presentaba una lista completa, se retiraría al considerar que esa medida no fomentaría la pluralidad. Eso ocurrió finalmente. De nuevo el Círculo de Enfermeras se volvió a unir a las críticas, duras en esta ocasión. Pero la superioridad de los postulados de Iglesias volvieron a dejarse patentes el 16 de noviembre. Se convirtió en secretario general con más del 88,8% de los votos y todos los integrantes de su lista fueron los más votados para integrar los otros dos órganos. De entre ellos, 11 formaron el Consejo de Coordinación, elegidos directamente por el nuevo secretario general. Con muchas encuestas dando ya a Podemos como primera fuerza política, la expectación por sus propuestas, concretamente las económicas, crecía. Un documento base, realizado por los economistas Juan Torres y Vincenç Navarro, es lo que se conoce hasta el momento.

Diciembre: Procesos constituyentes municipales

Durante el mes de diciembre, Podemos se encuentra construyendo las estructuras locales. El sistema es parecido a los anteriores y también se dan diferentes opciones en las principales ciudades, las avaladas por "Claro que Podemos" y otras alternativas. En este sentido, hay expectación por saber qué camino tomará Podemos en las iniciativas municipalistas. Por ejemplo, mientras que en Barcelona se apoya sin fisuras a Guanyem, en Madrid se han sembrado dudas sobre Ganemos. Las votaciones para formas secretarías generales y Consejos Ciudadanos locales se realizarán entre el 26 y el 30 de diciembre. Durante el mes de enero tocará construir la organización a nivel autonómico. También hay que marcar en la agenda el día 31, fecha en la que se ha convocado una manifestación de apoyo al proyecto en Madrid. Todo ello con la mirada puesta en las elecciones de mayo, próximo examen a superar.