Terrorismo y racismo, dos males a combatir con un mismo medio

SEBASTIÁN MARTÍN | Publicado:

Terrorismo y racismo
Pintadas islamófobas en Cataluña aparecidas después de los recientes atentados yihadistas. / Twitter

Por muy aislado del mundanal ruido que se haya estado en este agosto de sangre y calor, pocos habrán dejado de recibir, sea por Whatsapp, Facebook o Twitter, mensajes cargados de odio e ignorancia a partes iguales. Que si la «solución al problema moro» es «cerrar mezquitas», «quitar subvenciones», «eliminar pisos gratis», practicar «deportaciones» y «¡comidas, las nuestras!». Que si en la Rusia de Putin o en la Holanda actual, para evitar su autodestrucción, han dejado por fin de reconocer la libertad religiosa a los musulmanes, imponiéndoles la asimilación a las costumbres rusas o a los «valores fundamentales holandeses». Que si Europa tiene «diez millones de problemas», todos y cada uno de los musulmanes que viven en ella, inasequibles a la ilustración y con la misión congénita de descomponer desde dentro la civilización occidental… Leer más …

Gestión inmobiliaria del Gobierno: entre la aristocracia y la ruina

LUIS DÍEZ | Publicado:

Gestión inmobiliaria del Gobierno
Castillo de Maqueda en Toledo, en cuyo interior se construyó un funcional y marmóreo edificio destinado a albergar el Museo de la Guardia Civil. / Wikipedia

Alquileres ventajosos, restauraciones costosas y ventas a precio de saldo proyectan la impresión de que el Gobierno de Mariano Rajoy es un mal casero para el Estado. Cuando se examina el catálogo de las viviendas, inmuebles y cortijos que la dirección general del Patrimonio (Ministerio de la Presidencia) tiene en Sevilla, enseguida salta a la vista la casa de renta antigua (apenas 300 euros al mes, IBI incluido) que disfruta Margarita de Orleans Braganza, prima del rey emérito Juan Carlos de Borbón. Se trata de un piso de 488 metros cuadrados con un valor registrado de 18.851,46 euros. El privilegio de la inquilina es histórico y la ley permite transmitirlo de padres a hijos sin modificar las condiciones del alquiler. Leer más …

De vaca sagrada a burbuja insostenible (pasando por la gran prostitución)

PEDRO COSTA MORATA | Publicado:

La evidente insostenibilidad medioambiental del turismo masivo sigue conviviendo con un estatus de privilegio
Una masa de sombrillas, sillas, tumbonas y personas atestan la Playa de Levante (Benidorm). / Manuel Lorenzo (Efe)

La reacción ha tardado en producirse pero ha llegado al fin: las protestas contra el turismo masivo y agobiante que, iniciadas en Barcelona, se han extendido como mancha de aceite, denuncia la agresión generalizada a la que ha llegado esta invasión ubicua y atosigante, con unas cotas de deformación y estupidez que se hace necesario actuar contra ella en sus formas más insoportables, empezando por describir su significación con exactitud: un gran negocio, sí, pero que al mismo tiempo supone una industria masiva y desbocada cuyos daños, crecientes e inconmensurables, puede que ya alcancen a sus beneficios. En el marco acuciante del cambio climático esta actividad –que es altamente degradante en lo ambiental e intensamente consumidora en recursos esenciales como el agua, el suelo, la energía y el paisaje– debe revisarse en sentido restrictivo, con numerosos y decisivos controles y, sobre todo, con su desmitificación radical, puesto que su evidente insostenibilidad sigue conviviendo con un tradicional estatus de privilegio. Leer más …

El Congreso ataca a los jueces por desentenderse de la violencia de género

LUIS DÍEZ | Publicado:

violencia de género
La megaencuesta oficial realizada en 2015 no auguraba mejoras cuando ponía de relieve que el 21% de las menores de 25 años con pareja habían sido víctimas de la violencia, frente al 9% de las mujeres en general. / Pixabay

Malparados salen los jueces en el informe del Congreso sobre la violencia de género. El preámbulo del extenso documento carga abiertamente contra sus señorías. “Paradigmático parece que las órdenes de protección (a las mujeres maltratadas y amenazadas) hayan descendido más de 20 puntos porcentuales desde 2007 y que muchos juzgados denieguen persistentemente la concesión de órdenes por encima del 90%”, dice el texto. Leer más …

La revolución del PP

JORGE MORUNO | Publicado:

Turismo
Una playa masificada en la costa mediterránea. / Efe

En el país del turismo mucha gente no puede irse una semana de vacaciones; un 40% de la ciudadanía según Eurostat. En el país donde el salario medio que se gana en la hostelería es un 40% menos que el salario medio general y en el país donde los alquileres se disparan un 16% en el último año, la turismofobia aparece como el relato de aquello que debe preocuparnos. Sin embargo no existe tal cosa, pues nadie está en contra de que su país sea visitado al igual que visitamos otros países. El problema es otro. El turismo en España es un efecto y no una causa, es un síntoma de un modelo productivo y una división europea del trabajo. Un modelo productivo basado en la especulación que fomenta e impone a los españoles una relación de servidumbre. Una división europea del trabajo que hace del sur un lugar de destino y de consumo de aquello que se produce en el norte. Leer más …

España logra reducir la emisión de gases de efecto invernadero… a costa de los embalses

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Imagen del cielo de Madrid.
Espesas columnas de vapor de agua son liberadas a la atmósfera por los sistemas de evacuación de una central nuclear.

España redujo un 3,5% las emisiones de gases efecto invernadero en 2016 respecto al año anterior, el primer dato positivo en años que, a priori, parece un avance en la lucha contra el cambio climático. Pero Ecologistas en Acción denuncia que hay truco. La organización ha analizado el adelanto de las emisiones a la atmósfera que el Gobierno español comunicó a la UE el pasado mes de julio, y ha obtenido conclusiones menos alentadoras: la reducción no se debe a ninguna transformación relevante en el sistema productivo español, sino que solo se da por un incremento en un 25,9% de la producción hidroeléctrica, una medida que ha dejado los embalses de agua a unos niveles muy bajos tras un otoño y una primavera que ya de por sí fueron especialmente secos. Leer más …

No hay futuro

JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ | Publicado:


España se queda sin lechuzas y sin mochuelos. / EL PAIS (YouTube)

Hay noticias que parecen tener muy poca importancia. Por ejemplo, que en la última década la población de mochuelos haya descendido un 90% en España. ¿A quién cojones, dirá el tertuliano de barra de bar, le importan esos pajarracos con la que está cayendo? Ni siquiera que la desaparición de tan bellas aves nocturnas esté relacionada con los insecticidas y productos químicos preocupa a nuestro ciudadano, atento a ligas de mayor entidad. Como la marcha de Neymar o la fobia al turismo. Leer más …

Independentistas contra turistas, crónica de una farsa de verano

SATO DÍAZ | Publicado:

adeubcnok
Cartel de la manifestación convocada por distintos colectivos sociales en contra de la ‘turistificación’ el pasado junio. / Coordinadora de Asambleas de Vivienda

BARCELONA (BCN).- En verano, la sequía informativa hace que las portadas de periódicos y las tertulias de radio y televisión se llenen de temas secundarios, tomando el protagonismo que no conseguirían entre septiembre y junio. Esto es así, desde que el verano es verano y existen periodistas. Si a esto añadimos la vieja estrategia mediática y comunicativa de generar un problema social desde los propios medios de comunicación, aprovechando el altavoz que son los propios medios, para que luego estos mismos ofrezcan las soluciones, tenemos la ecuación perfecta. En verano, los grandes medios de comunicación, ansiosos de temas para rellenar sus espacios informativos, magnifican un problema y ofrecen sus propias soluciones, normalmente atacando a sus adversarios políticos. Si en uno de estos temas estivales, sirve, además, atacar a Ada Colau y al independentismo catalán por igual, tenemos tema para rato, hacen el agosto. Leer más …

La Purísima, el centro de MENAS en Melilla donde la mayoría denuncia maltrato

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Un niño arriesga la vida al saltar entre las rocas del puerto en Melilla
Un niño arriesga la vida al saltar entre las rocas del puerto de Melilla, donde acuden muchos menores para intentar colarse en los barcos que marchan a la Península. / Asociación Prodein Melilla (Twitter)

La mayoría son de Marruecos, algunos de Argelia, de Siria o de Guinea-Conacry. Ponen en peligro su vida para llegar, saltar la valla e intentar buscar un futuro que no les pertenece. Son niños que huyen del conflicto de sus países, de familias desestructuradas, del maltrato y que, una vez que pisan suelo español, quedan bajo la protección del Estado. En Melilla, el lugar de España donde hay un mayor número de jóvenes marcados con el acrónimo de MENA –Menores Extranjeros No Acompañados– ingresan en La Purísima, un centro de acogida que tiene capacidad para 180 niños y que ahora acoge a más de 300.

“Esto no es un hotel”, es la primera frase que les dicen al llegar y que se repite en muchos de sus testimonios. Es verdad que la estancia es lo menos parecida a agradable, porque más del 92% dicen haber sido tratados de forma violenta en el centro, según recoge el informe “De niños en peligro, a niños peligrosos” de la asociación melillense Harraga. Por eso se escapan a la calle, donde malviven, esnifan pegamento, son objeto de todo tipo de abusos y prueban suerte para ingresar como polizones en el siguiente barco que les lleve a la Península y les saque del infierno.

La Purísima, el mayor de los tres centros de menores que existen en Melilla, es un antiguo edificio militar que dejó de tener este uso porque no reunía las condiciones adecuadas. El acceso es prácticamente imposible para las personas que no trabajan allí, según denuncian las asociaciones que trabajan con menores sobre el terreno. La diputada de Podemos Ione Belarra pudo ingresar al edificio hace dos semanas y las críticas que realizó sobre la situación de los menores le valieron un enfrentamiento con el consejero melillense de Bienestar Social, Daniel Ventura, quien anunció que a partir de ahora se endurecerían las condiciones de visita porque el lugar no es “un circo”.

Este torreón “es tétrico”, relata la parlamentaria a este medio. La Purísima tiene dos módulos: uno para los niños que pasan allí más tiempo y otro para los que entran y salen a la calle con frecuencia. En la segunda estancia, “donde se encuentran los niños más vulnerables, muchos enganchados al pegamento” hay salas con “unas cincuenta literas pegadas las unas a las otras”, relata Belarra. “Está sucio y el olor acongoja”.

El consejero de Bienestar Social, responsable del tutelaje de los menores, ha argumentado en varias ocasiones que cuando estos menores llegan a Melilla algunos de ellos ya se encuentran en situación de calle y no quieren permanecer en los centros de acogida de la ciudad. El presidente de la Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein), José Palazón explica que los niños escapan de un lugar donde “se les niega el afecto y el buen trato que necesitan”.

La situación de los menores que llegan a Melilla no es nueva. Prodein se inscribió en el año 1999 como respuesta al problema de los niños marroquíes que en ese momento ya llegaban a la ciudad norteafricana. En el año 1996 se había aprobado la Ley de Protección de Menores, pero tardó en aplicarse. En ese momento, relata Palazón, había un centenar de jóvenes que habitaban en las calles, pero la situación pronto se normalizó y los niños fueron atendidos, escolarizados, e incluso se les pagaba una actividad extraescolar. “Nos enfrentamos a la peor situación desde entonces”, explica el presidente de Prodein.

Actualmente se estima que hay más de 3.000 MENA repartidos por nuestro país, según los datos que el Gobierno proporcionó al Senado el pasado mes de mayo. En estas últimas cifras se recoge que en total hay 675 menores no acompañados en Ceuta – 201– y Melilla –474– que proceden en un 91% de Marruecos, aunque también hay de otros lugares como Argelia, Camerún, Guinea, Congo… El número puede variar, además de que los exámenes médicos a los que someten a estos niños para determinar su edad no siempre son fiables, denuncian las organizaciones. No hay cifras oficiales sobre el número de jóvenes que rondan las calles, aunque Palazón, en contacto permanente con ellos, asegura que ahora mismo rondan la treintena. Hay momentos del año, en función del flujo migratorio o de otros factores, en los que pueden llegar a ser unos 70 u 80.

Imagen de unos menores que residen de La Purísima.
Imagen de unos menores que residen de La Purísima. / PRODEIN

El abandono en las calles

Los menores se lanzan a la la parte antigua de la ciudad y a rondar la zona de las rocas que conforman los espigones del puerto. Esta es una zonas insegura, de difícil acceso, donde a menudo resultan heridos. También son lugares donde quedan a merced de las drogas y la voluntad de los pederastas. “Los hay que tienen unos 11 años. Hay bastantes con 14, 15 o 16. Sufren mucho maltrato de sus propios compañeros, de las fuerzas de seguridad, de la Policía. No tienen ninguna necesidad cubierta, tienen frío y tienen hambre”, explica Palazón, cuya asociación organiza cada noche una cena con los menores en las calles para garantizarles una comida al día.

El responsable de la Parroquia de Entrevías (Madrid), Javier Baeza, acudió a una de esas cenas durante el viaje realizado por la Caravana Abriendo Fronteras, una ruta organizada por más de 100 colectivos que se dirigió este mes a Melilla para denunciar la situación de los refugiados. Relata que encontraron a niños y adolescentes con heridas que tuvieron que ser atendidos por el personal médico que viajaba con ellos y denuncia “la irresponsabilidad de las autoridades y de todo el aparato tutelar” que no garantiza el bienestar de los menores.

Ante las sucesivas quejas por parte de las autoridades de Melilla, que se han declarado “desbordadas” e incapacitadas para hacer frente a la cantidad de menores que reciben, el Consejo de Ministros aprobó el mes pasado una dotación económica de 6,4 millones de euros para los centros de menores dicha ciudad y Ceuta. No obstante, las organizaciones desconfían y dudan que el dinero se use para dar una atención adecuada a estos niños, más allá de aumentar las plazas de los lugares de acogida. Critican que las autoridades evitan dar “un trato digno” a los jóvenes para evitar así el “efecto llamada” que atraería a otros del otro lado de la valla. Un informe de la Universidad de Comillas publicado en marzo apuntaba a que “la ciudad no asume que estos niños son hijos del Estado de español y los señala como ‘hijos de Marruecos’ a través de múltiples comparecencias públicas por parte de los máximos responsables de la ciudad”.

Un sistema hostil va acompañada de una percepción nada compasiva de los ciudadanos de Melilla. Según una encuesta incluida en el informe de Harraga, “el 30% de las personas entrevistadas opina que los niños de la calle les da pena o lástima”, mientras que “el 70% piensa que no deberían estar en la calle porque roban, molestan, dan miedo y mala imagen a la ciudad”. No obstante, según las estadísticas de criminalidad del Ministerio del Interior, existe una tasa de hurtos y robos violentos en Melilla muy inferior a las tasas de Madrid o Barcelona y, de ese porcentaje, apenas de un 10% de los incidentes están relacionados con los MENA.

Documental ‘Fronteras: ¿Niños perdidos o abandonados?’ de la Asociación Prodein.

La trampa burocrática de los 18

Son también muchas las dificultades administrativas que encuentran los menores una vez que han cumplido los 18 años. Algunos de ellos llevan viviendo dos o tres años en Melilla cuando alcanzan la mayoría de edad. La ONG Harraga especifica en su informe que, en base a las experiencias vividas y a los datos recogidos, “los niños son engañados entre trámites burocráticos y vacíos legales”, mientras que, cuando dejan de ser menores, “son obligados a abandonar el centro sin ser informados absolutamente de nada”.

Los niños que llegan a Melilla deben acudir a registrar su huella un mínimo de dos veces para obtener la tarjeta de residencia. Cuando la obtienen, a menudo no les informan de la fecha de renovación. “Son muchos los niños que no la tienen, o la tienen caducada, ya que nadie se encarga del seguimiento de esta”, denuncia el informe. Una vez que cumplen la mayoría de edad se encuentran con que no tienen “esa residencia que tanto les costó conseguir”. No obstante, el documento añade que la situación está mejorando y los menores encuentran menos dificultades, algo que no tranquiliza a Palazón. “Cada vez que quieren limitar el número de niños les niegan los permisos de residencia. Los niños pierden la confianza y se van al puerto para colarse en un barco que les lleve a la Península. Melilla no es ningún sitio donde estar”, lamenta.

A muchos de los que logran alcanzar esos barcos se les pierde la pista. Llegan a Almería, Málaga o Motril y, después, pasan a encontrarse en paradero desconocido. El año pasado Europol alertaba de que 10.000 menores migrantes no acompañados habían desaparecido en Europa y estipulaba que una gran parte de ellos podría haber caído en redes de trata de personas. Otros consiguen reunirse con familiares en España u otros países europeos y mantienen el contacto con Prodein, relata Palazón. “Cada uno tiene su suerte”, añade.

Cuando el Gobierno chino le regaló
a Mario Vázquez Raña un médico y un cocinero

ALFREDO CONDE | Publicado:

Mario Vázquez Raña
Imagen de archivo del empresario mexicano de orígenes gallegos, Mario Vázquez Raña, que falleció en el año 2015. / Efe

Como en anteriores escritos venimos hablando de la condición humana, me van a permitir que les cuente otra batallita de las que en mi juventud era conocidas como las del Abuelo Cebolleta, un personaje de cómic, como se dice ahora; o de tebeo, como antes se decía.

Entre la humana condición de la que hablamos cabe instalar la propia de la vejez que nos da una visión más calmada y serena de las cosas de modo que ya no nos tomamos todas éstas tan a pecho y sí con alguna que otra sonrisa; con una sonrisa que incluso pueda llegar a ser complaciente o cómplice, abierta o a veces incluso cerrada. Pues allá vamos. Leer más …

¿Vende más ahora el amor?

LUCÍA MARTÍN | Publicado:

amor
Una pareja de enamorados. / Pixabay

Programas sobre el enamoramiento y las parejas en prácticamente todas las cadenas: ¿asistimos a una mera moda o hay una mayor necesidad de amor ahora, en la época de Tinder? ¿el amor vende más ahora o es simple reclamo televisivo? Leer más …

Barrio rico, barrio pobre:
¿qué se lee en cada distrito de Madrid?

ANA ISABEL CORDOBÉS | Publicado:

qué se lee en cada distrito de Madrid Un grupo de personas leyendo libros en una biblioteca pública
Un grupo de personas leyendo libros en una biblioteca pública. / Tkturkey.com

Las diferencias de clase entre las distintas zonas de Madrid son evidentes tanto en la calle como en los datos. En apenas cuatro paradas de Metro es posible pasar de la opulencia y el pijerío de la zona de El Retiro, donde sus hogares cuentan con más de 52.000 euros anuales, a una zona obrera como Puente de Vallecas, donde los ingresos de cada hogar no llegan ni a la mitad, con 23.000 euros. Leer más …

Anarcofeminismo: las mujeres libres que el franquismo siempre quiso ocultarnos

SARA MONTERO | Publicado:

Reunión de Mujeres Libres
Una reunión de Mujeres Libres, donde debatían sobre política, maternidad o sexualidad femenina. / CGT

Amparo Poch y Gascón obtuvo el premio extraordinario de Medicina en 1929, escribió ‘La vida sexual de la mujer’ en 1932 y trabajó para Federica Montseny en el Ministerio de Sanidad. Lucía Sánchez Saornil escribió poesía vanguardista y social y vivió hasta su muerte con una mujer: América Barroso. Mercedes Comaposada comenzó su carrera siendo montadora en una empresa de producción cinematográfica y la terminó llevando los asuntos de Pablo Picasso en Francia. Las tres fueron pioneras, anarquistas y fundadoras de la Federación de Mujeres Libres en 1936. Sus escritos y logros fueron después barridos por el franquismo hasta ser borrados por completo de la memoria colectiva. Pocos jóvenes conocen hoy quienes son ellas. Con motivo del 80 aniversario de la creación de esta asociación de mujeres libertarias la Confederación General del Trabajo (CGT) organiza una serie de conferencias los próximos 8, 9 y 10 de septiembre en Madrid para enfrentar a la Democracia con su propia historia.

Cartel de la conferencia sobre Mujeres Libres en la CNT
Cartel de las jornadas sobre Mujeres Libres que organiza CGT en septiembre.

“Para conocer el origen del anarcosindicalismo hay que remontarse varias décadas antes de que apareciera la Federación Mujeres Libres, aproximadamente al año 1870. Las mujeres empezaron a vincularse al sindicalismo, con importantes referentes como Teresa Claramunt (quien dijo que la mujer obrera era “la esclava del esclavo”). Entonces surgieron grupos en los pueblos y las ciudades. Vieron que se ninguneaba a las mujeres y comenzaron a crear organizaciones femeninas, aunque tienen una duración breve”, explica Laura Vicente, autora del libro ‘Mujeres Libertarias de Zaragoza. El feminismo anarquista en la Transición’.

Aunque en las raíces del anarquismo está el fin de las jerarquías y el control social, este grupo de mujeres se negó a esperar a que la revolución social trajera la igualdad entre sexos, como decían sus compañeros. Para ellas, eran procesos paralelos y no sucesivos. Tampoco aceptaban la palabra “feminismo”, ya que lo relacionaban con el sufragismo, y preferían hablar de “humanismo integral”.

La Federación Mujeres Libres fue el resultado de la unión entre el grupo de anarquistas madrileñas y el Grupo Cultural Femenino de Barcelona. En 1938 ya contaba con 20.000 integrantes. Esta organización independiente no solo se preocupó de luchar por los objetivos libertarios, también batalló contra los problemas específicos de la mujer, tal y como relata en el libro ‘Mujeres Libres: el anarquismo y la lucha por la emancipación de las mujeres”, de la investigadora Martha Ackelsberg, que será una de las ponentes de la conferencia de septiembre. Los miembros más veteranos de Mujeres Libres organizaban cursos de mecánica o conducción para capacitar a las obreras para un nuevo oficio, ofrecían charlas de puericultura para las madres y les daban nociones de sexualidad, enseñándoles, por ejemplo, a explorar su propio cuerpo. Para difundir estos conceptos contaban con la revista ‘Mujeres Libres’, que llegó a lanzar 13 números. 

Revista Mujeres Libres
Primer número de Mujeres Libres, con un artículo de Emma Goldman.

Para ellas, la emancipación de la mujer en el plano económico era lo principal, pero no lo único: había que llevar la igualdad también a los hogares y la vida privada. Mujeres Libres quería “emancipar a la mujer de la triple esclavitud a que, generalmente, ha estado y sigue estando sometida: esclavitud de ignorancia, esclavitud de mujer y esclavitud de productora”. Esta federación también puso en marcha los ‘Liberatorios de prostitución’. Las prostitutas eran para ellas mujeres que se habían visto obligadas a ejercer el oficio por falta de recursos económicos. Para salir de la pobreza, las reclutaban y las formaban en otros oficios donde se pudieran ganarse la vida. También debatieron sobre temas que aún no están resueltos: como la igualdad salarial, la coeducación, el reparto de tareas o el polémico amor libre, que rechazaba el matrimonio y que hoy aún sigue escandalizando a muchos. Otro de los temas que les hacían ganarse el rechazo de los conservadores eran sus charlas sobre el aborto o el uso de los anticonceptivos: estas mujeres luchaban porque las obreras tuvieran el control de la natalidad y el sexo no fuera únicamente una herramienta de procreación.

La Guerra Civil lo cambió todo. “Comenzaron también a formarlas para el frente y a hacer campañas para que, por ejemplo, se acogieran refugiados”, explica Vicente. Sin embargo, Mujeres Libres tuvo que enfrentarse también a sus propios compañeros en la batalla, dentro y fuera del anarquismo, que creían que ellas serían más útiles en la retaguardia, dedicándose a vendar a los heridos y a dar de comer a los soldados y no cogiendo un fusil, algo irrenunciable para ellas. La imagen de la miliciana con un arma está inserta en el imaginario colectivo gracias a la película ‘Libertarias’, de Vicente Aranda, que versa precisamente sobre las mujeres de esta organización.

Tres nombres para no olvidar: Amparo Poch, la virtuosa médico

Esta federación contó con un potente instrumento para llegar a las obreras y las campesinas: la revista Mujeres Libres, donde solo escribían féminas. Únicamente había un hombre: Baltasar Lobo, que se encargaba de la parte gráfica y que posteriormente se convertiría en un escultor de reconocimiento internacional. Sus fundadoras fueron la médico Amparo Poch y Gascón, la poeta Lucía Sánchez Saornil y la abogada Mercedes Comaposada, tres mujeres cultas e inteligentes que fueron referentes morales e intelectuales para muchas de sus compatriotas.

Amparo Poch y Gascón, de Mujeres Libres
La médico Amparo Poch y Gascón, una de las fundadoras de la revista Mujeres Libres. / CGT

“Amparo era una médico aragonesa que venía de una familia donde todas sus hermanas eran beatísimas. Su madre nunca se hizo una foto porque creía que eran cosas del demonio. Ella nació en aquella casa como esas flores que nacen en un estercolero, entre la negrura”, cuenta la investigadora Antonina Rodrigo, que ha dedicado su vida y su talento a desenterrar aquellos personajes femeninos que el franquismo se encargó de hacer desaparecer de cualquier libro. Poch hizo mucha pedagogía sobre salud sexual. Iba a las fábricas a explicarle a las mujeres su cuerpo, qué sucedía cuando un hombre y una mujer tenían sexo o a hablarles del aborto. Colaboró estrechamente con Federica Montseny en el Ministerio de sanidad y escribió manuales como ‘La cartilla de consejos a las madres’ (1931) o ‘La vida sexual de la mujer’ (1932) en una época donde la regla era el sexo para la reproducción y hablar del método Ogino, que usa los ciclos naturales para evitar quedarse embarazada, era un escándalo.

En 1939 y tras el fin de la Guerra Civil, Poch cruzó la frontera francesa, donde sobrevivió sus primeros años bordando pañuelos o pintando sobres. Recayó finalmente en Toulousse donde convivió durante una época con el libertario Francisco Sabater. Hasta que en 1945 se estableció por fin el Estatuto Jurídico de los Refugiados Españoles, no pudo ejercer oficialmente su profesión de nuevo. En 1965 le diagnosticaron un cáncer cerebral y tras intentar volver a la casa paterna en Zaragoza y ser rechazada por sus hermanas, murió en Francia en 1968.

Mercedes Comaposada: la abogada protegida por Picasso

“Mercedes era una abogada que a los 30 años militaba en la CNT y se encargaba de formar a grupos de hombres y mujeres, tanto ideológicamente como en cuestiones educativas básicas. Pero se dio cuenta de que en sus clases las alumnas no hablaban ni intervenía. Se lo comentó a Lucía y a Amparo y formó un grupo femenino de jóvenes”, explica Laura Vicente.

En la revista Mujeres Libres, Comaposada escribía críticas sobre productos culturales, una industria que conocía bien, ya que en su juventud había sido montadora en una empresa de producción cinematográfica. Esta abogada creció oyendo hablar de justicia e igualdad: “Su padre era zapatero, pero fue un hombre muy sabio. Su madre se quejaba porque la casa estaba siempre llena de gente”, recuerda Rodrigo. La historiadora rebusca en su memoria sentimental la imagen de esta libertaria catalana: “Era muy inteligente, muy fina y muy elegante, tanto físicamente como espiritualmente. Tenía una enfermedad del intestino, por lo que era delgada como un hilo. Se ponía unas chaquetas cruzadas que le quedaban muy bien”.

En 1939 se vio obligada a exiliarse junto a su marido, Baltasar Lobo, a Francia, donde vivió bajo la protección del pintor Pablo Picasso y se convirtió en su secretaria. Se sabe que comenzó a recopilar testimonios sobre Mujeres Libres para un libro, pero toda la documentación se perdió, para desgracia de los historiadores.

Lucía Sánchez Saornil: la poeta contestataria

“Lucía era muy cañera. No tenía formación académica y era telefonista. Fue poeta vanguardista, pero aprendió de manera autodidacta. Trabajaba en Telefónica y tras una dura huelga fue represaliada y trasladada a Valencia en los tiempos de Primo de Rivera”, explica Vicente. Cuando se proclama la República, vuelve a Madrid y continúa con su contribución revolucionaria y literaria en revistas como Ultra y Umbral. En Mujeres Libres, escribía poesía social y, probablemente, los editoriales.

Lucía Sánchez, de Mujeres Libres, con Emma Goldman.
Lucía Sánchez y América Barroso con Emma Goldman en su visita a España.

En Valencia conoció a la mujer que la acompañaría durante toda su vida, América Barroso. Tras la guerra, ambas se exiliaron a Francia. Sin embargo, vuelven a la España franquista, aunque nadie sabe bien por qué: “Decidieron no quedarse en el exilio y volver a Madrid en el 41 o 42. Ella no puede trabajar, no tiene documento de identidad ni le interesa. Malviven durante un tiempo en el que solo trabaja América. Lucía piensa en un momento dado que la han reconocido y se van a Valencia, donde está la familia de América. Rompen la conexión con el resto de la organización, supongo que por motivos de seguridad, y viven juntas hasta la muerte”, narra Laura Vicente.

El anarcofeminismo: ¿una vía muerta?

El franquismo, que gobernó durante 40 años en España, consiguió su objetivo: el trabajo que muchas mujeres y hombres realizaron en la República quedaron sepultados durante ese periodo. El esfuerzo de los historiadores y de los investigadores que escarban en la memoria histórica ha hecho que no se olviden. En los años 60, las libertarias Sara Berenguer, en Francia, y Suceso Portales, en Londres, decidieron resucitar la cabecera Mujeres Libres. Con la llegada de la democracia surgieron varios grupos que parecían querer continuar con la filosofía libertaria, pero acabaron diluyendo su influencia.

Son de los pocos núcleos anarcofeministas que quedan en la actualidad. Antonina Rodríguez se muestra pesimista en esta cuestión: “Ahora el anarquismo no tiene raíz. El fascismo provocó un vacío muy grande y se instaló en la incultura. No hay ideales. Hoy un político puede decir una cosa y al día siguiente otra”, se lamenta.

Sara Berenguer, anarquista de Mujeres Libres.
Sara Berenguer, de Mujeres Libres.

La Transición dejó la puerta entornada a los exiliados y a la cultura republicana que vino con ellos: “Yo pensaba que cuando muriera Franco se iban a abrir las puertas para esas personas que habían estado toda su vida viviendo en la nostalgia, pero no pasó nada. Solo vinieron los importantes. Solo se jaleaba a Alberti y a Pasionaria”, explica Rodrigo. La escritora cristaliza este sinsabor en una anécdota personal: “Cuando presenté mi libro ‘Mujeres de España: las silenciadas’ (1979), me llamaron para decirme que a Federica (Montseny) no la dejaban venir. Yo monté en cólera porque ella ya estaba ciega y hasta necesitaba un lazarillo, mientras esta gente pensaba que iba a venir con una bomba debajo del brazo. Al final le dieron permiso”, recuerda emocionada en el que fue para ella uno de los momentos más importantes de su vida: “Vino gente de todas partes, de los exilios, llevaban sin verse desde la guerra. Se besaban y abrazaban, algunos no se reconocían porque la vida les había pasado por encima”.

Rodrigo también habla de un “amor a la cultura” que se ha perdido y recuerda a esas obreras y campesinas que, tras largas jornadas de trabajo, acudían a cursos o grupos de lectura. “En la Guerra Civil los maestros eran los primeros fusilados porque se les tenía respeto y eran transmisores de conocimiento y valores. El primer hijo de cada familia también porque había mamado las ideas de los padres. Los periodistas también fueron duramente castigados”, recuerda la investigadora.

En la cansada voz de esta escritora pesa cierto desasosiego, aunque concede la entrevista con la esperanza de que sean los jóvenes los que recojan los testimonios que a ella no le ha dado tiempo a escribir. Deja antes de colgar la llamada una última reflexión: “Hoy la cultura no cuenta para nada. Estamos en un mundo salvaje. En la casa de los exiliados siempre había una biblioteca porque decían que el libro salvará al mundo”, ríe pocos minutos antes de colgar el teléfono.

Cuando Manuel Fraga intentó, sin éxito, que Fidel Castro aceptase el exilio y lo que siguió

ALFREDO CONDE | Publicado:

Fidel Castro escucha las explicaciones de Manuel Fraga durante la visita que el mandatario cubano giró a España en 1992
Fidel Castro escucha las explicaciones de Manuel Fraga durante la visita que el mandatario cubano giró a España en 1992, en devolución de la efectuada a la isla caribeña por el político español un año antes. / CiberCuba

Felipe González afirmó en su día que a Manuel Fraga le cabía “el Estado en la cabeza”; la verdad es que Fraga era bastante cabezón y que en su cabeza cabían demasiadas cosas, algunas incluso contrapuestas. Fraga, en los últimos años de su vida,  lagrimeaba con la frecuencia propia de un cocodrilo y podía pasar de la emoción infantil que le propiciaba el llanto, el llanto que le estrangulaba la voz y la garganta, a la iracundia que podía estrangular la calma del más templado y en ocasiones también el alma… que tan contristada podía quedarle a quien fuese objeto de su ira. Leer más …

Madres solteras solas ante la ley: «Te dicen: “Es tu problema: soluciónalo tú”»

SUSANA YE | Publicado:

madres solteras Eva María, cabeza de una cabeza monoparental, con sus tres hijos.
Eva María, cabeza de una familia monoparental, disfruta en la playa con sus tres hijos, en una fotografía cedida por ella misma.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid sentenció que Efraína Fernández, madre soltera de dos hijos, no es familia numerosa, estado que sí reconoce a los viudos con dos descendientes a su cargo. “Ha elegido la monoparentalidad” fue la justificación. Leer más …

De imágenes terribles y gatitos

JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ | Publicado:

Foto de dos gatos callejeros publicada por los Mossos d'Esquadra, el pasado 15 de agosto, con motivo del día del gato callejero
Foto de dos gatos callejeros publicada por los Mossos d’Esquadra, el pasado 15 de agosto, con motivo del día del gato callejero, pidiendo respeto para estos animales. / Mossos d’Esquadra. Generalitat de Catalunya (Facebook)

En estos días tristes he escuchado y leído muchas reflexiones sobre las imágenes explícitas que han ofrecido algunos medios de comunicación sobre el atentado de Barcelona. De todas he aprendido mucho, tanto de las prudentes como de las apasionadas. De los que llaman buitres carroñeros a quienes han publicado vídeos macabros y portadas estremecedoras. Y de quienes nos han recordado los numerosos Pulitzer sangrientos y el niño muerto en la playa que nos removió la conciencia. He escuchado y he leído, y después he seguido dudando. Pese a que en ocasiones creo que tengo las cosas claras, solo se deben publicar las imágenes que ayudan a entender la historia y no faltan al respeto a las víctimas (y a los lectores), he seguido dudando. Por eso de todo lo mucho que he leído y escuchado estos días lo que más me ha gustado es la columna de opinión que ha escrito el vicedirector de El Mundo Iñaki Gil. Estaba ilustrada con la misma fotografía que habían publicado en portada: cuerpos tendidos en las Ramblas… Leer más …

Frente a la islamofobia los musulmanes responden con la condena del terrorismo

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

La comunidad musulmana de Extremadura en una concentración este domingo para mostrar su rechazo a los atentados de Cataluña y condenar el terrorismo.
La comunidad musulmana de Extremadura en una concentración este domingo para mostrar su rechazo a los atentados de Cataluña y condenar el terrorismo. / Gregorio Zarco (Facebook)

Los atentados que en Barcelona y Cambrils, que han dejado al menos 14 muertos y un centenar de heridos, han provocado las muestras de odio de grupos de extrema derecha que vienen siendo habituales en Europa tras los golpes del yihadismo. Las acciones de los grupos xenófobos e islamófobos han supuesto una reacción instantánea sin precedentes en el Estado. Una oleada similar podría haberse repetido tras el 11M, pero en aquel entonces, en 2004, el ataque yihadista fue atribuido desde un inicio a ETA por el entonces ministro de Interior, Ángel Acebes. Las pintadas y los intentos de boicot a los actos de homenaje que han tenido lugar estos días, han sido contrarrestadas por un movimiento también inaudito: la comunidad musulmana ha salido rápidamente a las calles para solidarizarse con las víctimas y mostrar su repulsión a la violencia. Leer más …

España arde: hemos abandonado los bosques y solo nos acordamos de ellos en verano

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Un hidroavión sobrevuela el incendio de Ayora (Valencia) que tuvo lugar en agosto de 2013.
Un helicóptero sobrevuela el incendio de Ayora (Valencia) que tuvo lugar en agosto de 2013. / Unidad Militar de Emergencias (Flickr)

Más de 140.000 hectáreas quemadas en Portugal, más de 70.000 hectáreas calcinadas en España en lo que va de año. Observamos las espectaculares imágenes de la tragedia y nos invade una sensación que es mitad rabia y mitad incomprensión. Lo cierto es que un 99,8% de los incendios son sofocados por los eficaces dispositivos de extinción y solo un 0,2 llega a superar las 500 hectáreas y, por lo tanto, convertirse en un Gran Incendio Forestal (GIF). Pero este pequeño porcentaje nos hace vulnerables porque se trata de fuegos cada vez más ingobernables. Entre las causas, el cambio climático, pero también la transformación de una sociedad rural y agrícola a una sociedad urbana y de servicios que no vive de los bosques, los desconoce y los descuida. “El paisaje ha pasado a ser un decorado, por eso no se gestiona”, explica a este diario Marc Castellnou, jefe del Grup d’actuacions forestals (GRAF) de los Bomberos de Cataluña, un reconocido experto en incendios forestales a nivel internacional. Leer más …

Franco, Queipo de Llano o Primo de Rivera: las fundaciones que ensalzan el franquismo

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Una vista de la gigantesca cruz y el monumento desde el pie de la escalinata de acceso al Valle de los Caídos
Una vista de la gigantesca cruz y el monumento desde el pie de la escalinata de acceso al Valle de los Caídos. / Elentir (Flickr)

“Humillación para las víctimas del franquismo”, así describen las asociaciones de memoria histórica la última polémica protagonizada por la Fundación Francisco Franco, aquella que vela por la memoria y la obra del dictador. La familia del Caudillo decidió a principios de este mes ceder a la organización las visitas turística del Pazo de Meirás (La Coruña), residencia veraniega del patriarca que sigue cumpliendo estas mismas funciones para su familia y que pertenecía a la escritora Emilia Parzo Bazán. Las Torres de Meirás, con una biblioteca que albergaba miles de volúmenes y otros bienes de interés cultural, fueron ‘regaladas’ a Franco tras la muerte de la novelista en contra de la voluntad de su hija, que no pudo recuperar sus pertenencias. Leer más …

La masificación turística, un problema que niegan los que hablan de ‘turismofobia’

AGUSTÍN MORENO | Publicado:

masificación turística
La Rambla de Barcelona llena de turistas. / Efe

El turismo no es un problema, su masificación y descontrol sí. Lo niegan los que se aprovechan de ello. Rajoy ni se entera ni quiere enterarse; lo utiliza de forma chusca para atacar el independentismo y para defender su efímera “recuperación”, su paraíso de empleo basura. Hay que reconocer que, junto a sus confusos mensajes, es un genio de la simpleza: “Al turista hay que mimarlo”. Como toda idea simple, es eficaz. Parece razonable que cuidemos a quien viene de visita. Pero no se está hablando de eso. Estamos ante un deterioro real de la convivencia a causa de los excesos de una industria que generan beneficios a algunos y malestar a muchos. Analicemos esto.

Desde el punto de vista del modelo económico de un país, basarse fundamentalmente en el sector servicios es tercermundista y en el Caribe tenemos muchos ejemplos. Hace tiempo, que se apostó por liquidar buena parte de la industria con las “reconversiones”, se desinvierte en I+D+i y hay fuga de científicos españoles. Ello nos aboca a un modelo económico de bajo valor añadido, poco competitivo y muy vulnerable si cambian las condiciones políticas en otras zonas turísticas del Mediterráneo. Este es el tema de fondo, señor Rajoy: ¿queremos que España sea una economía productiva como las del norte de Europa o subordinada según el patrón de descanso adjudicado al sur?

«El impacto en el medio ambiente de este modelo turístico es muy negativo. No hay más que ver los paisajes que ha generado en la costa y la corrupción política que lo acompaña»

El impacto medioambiental de este modelo turístico es muy negativo: degradación de las costas y zonas naturales por la sobrepresencia humana, agotamiento de acuíferos y recursos naturales, generación de residuos y otros impactos que inciden en el cambio climático. No hay más que ver los paisajes transformados hasta el paroxismo en el litoral mediterráneo. Por no hablar de la corrupción política que lo acompaña y que tan magistralmente retrató Rafael Chirbes en Crematorio y En la orilla.

Los beneficios empresariales son tan elevados como la sobreexplotación, la precariedad y los bajos salarios de los trabajadores. Contratos de temporada, por días y semanas, salarios de 700 euros por atender cuarenta mesas, dos euros la hora para las camareras de piso, ausencia de derechos laborales… En fin, un deterioro de las condiciones laborales que retrata a una patronal acostumbrada a ganancias fáciles y a arriesgar lo mínimo. Y así, no hay futuro. Aunque haya algún empresario sensato que afirme que sobran turistas, que el sector está saturado y faltan infraestructuras.

Se produce una inflación galopante en las zonas turísticas. Todo se encarece, desde el comercio a los bares y especialmente la vivienda, que alcanza precios insoportables para las economías modestas por la aparición masiva de pisos de usos turísticos. Las protestas de las asociaciones de vecinos no se han hecho esperar ante una gentrificación salvaje que expulsa a los habitantes y al comercio tradicional de estos barrios. Se dan casos de funcionarios que se niegan a ser traslados a zonas de Baleares, porque no encuentran vivienda o ésta se come buena parte de su salario.

«El negocio turístico produce una expropiación de los espacios públicos invadidos por riadas de turistas que dificultan la vida ciudadana. No es exagerado»

El negocio turístico produce una expropiación de los espacios públicos invadidos por riadas de turistas que dificultan la vida ciudadana. No es exagerado. En Barcelona atracan al día varios cruceros. Uno es tan gigantesco que tiene 362 metros de eslora –30 metros más largo que el mayor superportaaviones estadounidense– y 9.000 personas a bordo entre pasajeros y tripulantes; hay días con más de 30.000 cruceristas que bajan a la vez y recorren zonas muy concretas como el Barrio Gótico, el Raval, la Sagrada Familia… Son todos los días, a todas horas. La incómoda sensación de estar en mitad de una inmensa manifestación recorriendo los rincones de la ciudad la he tenido en Barcelona y en Venecia. No quedan ganas de repetir. Cuando una ciudad enferma por el turismo masivo, muere de éxito.

Como corolario de lo anterior, se produce una pérdida de calidad de vida de una ciudadanía convertida en figurantes de bellas y apacibles ciudades transformadas en gigantescos parques temáticos. Gran parte de los vecinos no ven beneficio alguno de este boom y sí sufren muchas veces molestias directas por el incivismo de un sector de los turistas, no solo en Magaluf o la Barceloneta.

«El turismo es una fuente de riqueza, crea empleo y es puntal de la economía del país. Pero necesita una ordenación urgente, para no matar a la gallina de los huevos de oro»

Claro que el turismo es una fuente de riqueza, crea empleo y es puntal de la economía del país. Pero necesita una ordenación urgente por muchas razones. La principal, no acabar a medio plazo con la gallina de los huevos de oro ¿Queremos una burbuja turística que nos explote en la cara como la inmobiliaria? ¿Queremos un turismo low cost y de baja calidad? En EEUU un turista gasta cinco veces más que uno en España. Aquí una parte importante de los ingresos se los quedan los turoperadores. Muchos expertos afirman que la aportación del turismo al PIB podía ser la misma con menor ocupación y otros precios medios. España debe diversificar su economía para no hacerla tan dependiente del sector turístico.

Hay, además, una serie de principios sagrados a respetar como salvaguardar el medioambiente y el patrimonio cultural del impacto del turismo masivo; a nadie en su sano juicio se le ocurre defender visitas sin límite a las cuevas de Altamira con el argumento de que crearía empleo. Hay que asegurar unas condiciones laborales y salariales dignas para los trabajadores y trabajadoras del sector. Se deben regular y limitar los cupos de visitantes, los pisos residenciales dedicados a alquileres turísticos de forma sumergida y sin pagar impuestos, etcétera.

«No se puede deteriorar el modo de vida de la población autóctona hasta el punto de que vivan el turismo como una invasión, cuando su relación siempre ha sido amable»

No se puede deteriorar el modo de vida de la población autóctona hasta el punto de que vivan el turismo como una invasión, cuando su relación con él siempre ha sido amable. No hay turismofobia. Es un término que busca criminalizar a quién cuestiona esta organización disparatada de la explotación turística, las dificultades para acceder a la vivienda o la sobreexplotación laboral. Puede estar bien que vengan 75 millones de turistas del exterior (PDF) –más los del interior–, pero no tanto si se reparten en pocas zonas y ciudades; si sus características son discutibles porque la oferta se basa en seguridad, sol y diversión. Se trata de repensar el modelo económico, el turístico y el de ciudad que queremos. Se trata de hacer compatibles los intereses de los ciudadanos, los trabajadores, los empresarios y el turismo.

También el turista debe cambiar. Ya Stefan Zweig en 1929 (PDF) criticaba la creciente masificación del turismo. Para él “se instaura una nueva forma de viajar, el viaje en masa, el viaje por contrato, lo que yo llamo el ‘ser viajado’ (…) No se viajará más, lo viajarán a uno”. Y concluía con una reflexión sobre cómo ser viajeros que deberíamos aplicarnos: “Sigamos viajando al modo de nuestros antepasados, según nuestra voluntad y eligiendo los destinos: solo así se convertirá cada uno de nuestros viajes en un descubrimiento no solo del mundo exterior, sino de nuestro propio mundo interior”.

Mi bonita boda gallega: entre los invitados había hasta un cerdo

LUCÍA MARTÍN | Publicado:

Boda gallega
La joven pareja gallega posa en su boda junto al cerdo que rifaron en el banquete. / Facebook

El día amaneció nublado en Albarellos, en la provincia de Orense, Galicia. Nublado pero con calor, 28 grados. Sindy estaba muy tranquila, extrañamente tranquila para ser el día de su boda: “Nunca hemos visto una novia tan tranquila”, le comentaban mientras la maquillaban. Leer más …

Interior dispersa las camarillas de ‘presos vip’ en la cárcel madrileña de Soto del Real

LUIS DÍEZ | Publicado:

Soto del Real
Centro Penitenciario Madrid V en la localidad madrileña de Soto del Real. / Wikipedia

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, no quiere que la prisión de Soto del Real se convierta en un centro de nuevas tramas delictivas, de ahí que haya dado orden al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, y al director del centro de separar en los distintos módulos a los llamados presos vips. La alarma saltó a finales de mayo pasado cuando la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) detectó cabildeos y supuestas concertaciones delictivas entre varios reclusos procesados como autores de estafas millonarias. Después trascendió que el expresidente madrileño, Ignacio González, y el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar aprovecharon su estancia en Soto para estrechar su amistad. Villar y su hijo Gorka permanecieron una semana en el módulo 1 de la prisión, el mismo que ocupan González, su hermano Pablo y el exdirectivo del Canal de Isabel II, Edmundo Rodríguez Sobrino, y abandonaron el centro el 1 de agosto, tras depositar una fianza global de 450.000 euros. Leer más …

Violaciones en cita: cuando las agresiones sexuales las comete un amigo o un conocido

SARA MONTERO | Publicado:

Imagen de la campaña 'Sin un sí, ¡es no!' que el Instituto de la Mujer en Castilla-La Mancha puso en marcha en 2016 para combatir las violaciones en cita.
Imagen de la campaña ‘Sin un sí, ¡es no!’ que el Instituto de la Mujer en Castilla-La Mancha puso en marcha en 2016 para combatir las violaciones en cita. / Instituto de la Mujer CLM

El término ‘violación en cita’ sigue siendo poco conocido, pero las situaciones que abarcan son lamentablemente muy familiares. Un amigo que se propasa, una noche de fiesta con un compañero de trabajo que acaba en situaciones incómodas, una cita en la que la última copa se toma en una casa. Ellas dicen no, ellos continúan. Son inequívocamente violaciones, pero tienen características comunes: los agresores pertenecen al entorno, aparecen la culpa y la vergüenza en las víctimas y, en consecuencia, se presentan menos denuncias. Leer más …

Las cinco fiestas populares de verano más crueles con los animales

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

La festividad de 'Bous a la mar' --toros a la mar-- en Xàbia (Alicante) en una imagen de 2008.
La festividad de ‘Bous a la mar’ –toros a la mar– en Xàbia (Alicante) en una imagen de 2008. / Silvia (Flickr)

“El toro es noble. El torero, valiente. Suena la música. Aplaude la gente. El toro está malito, respira mal. Y dice el torito: ‘¿por qué ahora aplaudirán’?”. Esta poesía para niños de  Gloria Fuertes, en el centenario de su nacimiento, sigue enseñando a compadecer el sufrimiento animal que va ligando al gozo en nuestras tradiciones. Esta reflexión o sentimiento, quizás más extendido al conjunto de la población en nuestros días, parece que sigue sin calar en muchos municipios, donde la diversión se sale del ruedo para seguir asociada al maltrato de los animales. Muchas de estas prácticas son tan ancestrales, como argumentan sus defensores, que parecen de otra época. Estas son las celebraciones más sangrientas y brutales que utilizan a seres vivos para el entretenimiento en verano, época dada a los festejos populares en nuestro país. El toro es, en la mayor parte de los casos, protagonista o víctima, según se mire.

1.Los toros embolados

La tradición del toro embolado consiste en colocar dos bolsas de alquitrán en un herraje sujeto a los cuernos del animal para encenderlas y que salga despavorido. Una persona se encarga de cortar la cuerda que sujeta al toro y otra se coloca detrás de la bestia para agarrarle del rabo, frenar su salida y evitar así que embista a su compañero. Después, una multitud trata de esquivar al animal, que huye atemorizado por el fuego.

Aunque Cataluña prohibió las corridas de toros en 2010, los ‘correbous’ – ‘corretoros’ en su traducción literal– y la modalidad de los toros embolados siguen realizándose bajo el argumento de que es una tradición muy arraigada en la población que no implica la muerte del toro. Son típicos en Tarragona y también en las provincias de Castellón y Valencia. Mientras que sus defensores explican que el animal no llega a quemarse, los animalistas critican que el toro queda cegado por las llamas, se estresa y sufre innecesariamente.

2. Bous a la mar

Esta es otra modalidad de ‘correbous’ que acaba, como su propio nombre indica, con el toro en el mar. La práctica consiste en recortar al animal y engañarlo para que finalmente se lance al agua o se resbale intentando evitar la caída. Una vez que cae, un grupo de personas amarra sus pitones con cuerdas desde una barca, mientras los bañistas siguen hostigándolo. Así, lo arrastran hasta la orilla. Forma parte de los festejos de Denia (Alicante) en julio y de Benicarló (Castellón) y Alcanar (Tarragona) en agosto. El partido animalista PACMA, muy crítico con el trato que reciben los ‘bous a la mar’, explica que los toros “se hunden y afloran escupiendo agua salada por la nariz y la boca, con los ojos fuera de las órbitas mientras luchan por mantener el cuerpo a flote”. Varios han muerto ahogados o han sufrido infartos provocados por el estrés.

3. El descabezamiento de gansos

Uno de las prácticas más sangrientas se realiza en las fiestas patronales de El Carpio del Tajo (Toledo) a finales de julio. Un grupo de jinetes pasa a caballo por debajo de una cuerda donde cuelgan gansos boca abajo e intentan descabezarlos tirando con fuerza. En el espectáculo son importante los adornos con los que se engalanan los caballos y los trajes que lucen quienes los montan. Los animales ahora son sacrificados antes, aunque hace unos 30 años eran descoyuntados en vida. Gana, claro está, quien logre quedarse con más cabezas en la mano.

Este es el segundo año que la ciudadana alicantina Carmen Córdoba ha intentado, sin éxito, evitar la que se celebre, según sus propias palabras “esta monstruosa práctica”. Antes del festejo, había entregado 135.000 recopiladas a través de la plataforma change.org al Ayuntamiento de Carpio del Tajo y al Gobierno autonómico, para intentar sustituir a los animales por “vasijas”. En su petición indicaba que “la Iglesia debía ser la primera en liderar el fin de esta fiesta de sangre y muerte”, mientras que criticaba que el espectáculo fuese presenciado por niños, quienes podrían aceptar que “los animales deben ser motivo de festejo violento”.

4. La rapa das bestas

No solo los toros son los únicos mamíferos que sufren en nuestro estado a causa de las tradiciones más antiguas. La ‘Rapa das bestas’ –la rapada de las bestias– es una práctica gallega que alcanza su máxima popularidad en Sabucedo, una aldea de una treintena de habitantes donde está considerada Fiesta de Interés Turístico Internacional, y que llega a atraer hasta 20.000 turistas. Es una celebración ancestral que se realiza el primer sábado de julio y que consiste en hacer bajar a los más de 600 caballos que habitan libres en el monte para encerrarlos en el curro, cortarles las crines para desparasitarlos y, en la actualidad, marcarlos con microchips. A pesar del fin del festejo, PACMA considera que los animales son sometidos con brutalidad, sufren numerosos golpes y alcanzan altos niveles de estrés y ansiedad.

5. La suelta del pato

Consiste en lanzar patos al agua para, posteriormente, perseguirlos e intentar atraparlos. Actualmente se celebra en Valdés (Asturias) en septiembre o en Roses (Girona) en agosto. En esta última localidad hace dos años una joven golpeó con uno de los patos a un activista que grababa el festejo. Los activistas denuncian que los animales sufren con esta práctica un gran maltrato físico y mucho estrés. Sus demandas han sido escuchadas en Sagunto, donde este será el tercer año que se utilicen patos de goma para continuar con la tradición y no provocar un sufrimiento innecesario a los animales. Los participantes vencerán si logran atraparlos con la boca.

El cierre de Garoña sienta precedente para “la jubilación” del parque nuclear español

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Imagen de la última protesta del Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA) en la Puerta del Sol (Madrid), el pasado mes de junio.
Imagen de la última protesta del Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA) en la Plaza Mayor de Burgos, el pasado mes de junio. / @MIAntinuclear (Twitter)

Era la central nuclear más antigua de España y la punta de lanza del plan del Gobierno para continuar con un parque nuclear español durante 20 años más, a pesar de que las organizaciones ecologistas llevan años pidiendo “la jubilación” de unas plantas envejecidas que conllevan el riesgo de sufrir accidentes nucleares. Garoña (en Burgos) cierra definitivamente pese a las intenciones del ministro de Energía, Álvaro Nadal, que se ha quedado aislado en su propósito, con todos los grupos políticos e incluso algunos miembros del Partido Popular (PP) en contra. De todos ellos es el Partido Nacionalista Vasco (PNV), socio del Ejecutivo en los Presupuestos, el que más ha pesado. La sociedad vasca se había movilizado para impedir la reapertura de la central e incluso Iberdrola, que ejerce de propietaria junto con Endesa y tiene gran interés en el País Vasco, había manifestado su voluntad de que siguiese cerrada. Leer más …

El Gobierno intensifica su actividad en África para reforzar el control migratorio

MARÍA V. PAÚL | Publicado:

inmigración irregular
Imagen de archivo de una patera con decenas de inmigrantes en aguas de Melilla. / Efe

El viaje que el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha realizado esta semana a Níger y Costa de Marfil pone el broche final a un ajetreado mes para la agenda africana del Gobierno. Durante las últimas semanas, el Ejecutivo ha renovado acuerdos de control migratorio tras mandar a dos de sus ministros de viaje oficial al Sahel y ha anunciado la renovación del Plan África, un instrumento esencial para frenar la inmigración irregular contando con la complicidad de Gobiernos africanos. Leer más …

Los diez objetos más inesperados que la gente ha intentado subir a un avión

LUCÍA MARTÍN | Publicado:

Banana, imagen de Jean-Sébastien Choulnard. Flickr.
El viajero pretendía montar en el avión llevando consigo como bulto de mano una espiga de plátanos de 50 kilos. / Jean-Sébastien Choulnard (Flickr)

Se debería viajar ligero de equipaje (aunque suene a tópico de Paulo Coelho, no nos referimos solo a los viajes, sino al viaje de la vida), pero nos aferramos a lo material y muchas veces pretendemos subir al avión cosas que no puede ser. Y cuando no se puede, no se puede… Leer más …

La primera en ingresar a prisión por un caso de bebés robados podría ser una víctima

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Ascensión López (en el centro con una muleta) acompañada del diputado de Podemos, José David Carracedo (a su izquierda) y miembros de las asociaciones de bebés robados, en el Congreso de los Diputados
Ascensión López (en el centro con una muleta) acompañada del diputado de Podemos, José David Carracedo (a la izquierda) y miembros de las asociaciones de bebés robados, en el Congreso de los Diputados. / Ascensión López (Facebook)

María Ascensión López, de 53 años, sospecha que es una víctima del caso de los bebés robados y, a pesar de ello, podría convertirse en la primera persona que ingresa en prisión en España por las adopciones ilegales que comenzaron en el franquismo y continuaron durante gran parte de la democracia. Al morir su padre, cuando tenía ocho años, un familiar le dijo que dejara de llorar por un hombre que la había comprado al nacer. Esa revelación provocó una búsqueda de sus orígenes que ahora podría terminar pagando con la cárcel. Leer más …

La violencia contra los niños existe: los abusos que nadie quiere ver

SARA MONTERO | Publicado:

El Congreso contra la violencia infantil
Diputados de varios grupos parlamentarios posan contra la violencia infantil tras comprometerse con Save The Children a tramitar una ley que proteja a los menores. / Ángel Navarrete / Save The Children

En un aula repleta de alumnos de segundo de primaria, un cuentacuentos abre la primera página del libro ‘Las cortinas de aire’. En él, dos pequeños hablan de sus miedos. A veces es a la oscuridad, otras veces, aparecen otro tipo de ‘fantasmas’. Pero hablan. Lo que parece una historieta común se convierte en una potente herramienta para que esos niños que escuchan atentamente aprendan a detectar y denunciar los abusos sexuales. Leer más …

Amores perros en prisión

SARA MONTERO | Publicado:

Terapias con perros en Instituciones Penitenciarias.
Hasta 33 perros realizan terapias con presos en 14 prisiones españolas. / Fundación Affinity.

Un perro no juzga, no le importa el pasado, ni la ficha policial. No pregunta por qué estás ahí. Siempre recibe moviendo la cola a todo aquel que se acerca y no se queja de ningún arrumaco. Esa empatía entre animal y humano es lo que hace que las terapias con canes en las cárceles españolas sean un éxito y que los programas que la Fundación Affinity desarrolla con Instituciones Penitenciarias tengan ‘overbooking’ de presos que desean entrar a formar parte de ellos. El perro ya no es solo el mejor amigo del hombre, es también su terapeuta. Leer más …

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend