La campaña ‘quincemayista’ del 1-O

SATO DÍAZ | Publicado:

Carles Puigdemont, presidente de la Generalidad de Cataluña, saluda a algunos de los asistentes del acto, celebrado anoche en Girona, a favor del 'sí' en el referéndum del 1-O.
Carles Puigdemont, presidente de la Generalidad de Cataluña, saluda bajo la lluvia a algunos de los asistentes del acto, celebrado anoche en Girona, a favor del ‘sí’ en el referéndum del 1-O. / Julio Diaz – Partit Demòcrata Català (Flickr)

BARCELONA.- Plazas llenas, debates políticos en la vía pública, identificaciones policiales durante los mismos y, en estos encuentros, un mensaje principal: “Defendemos la democracia”. ¿Mayo del 2011? No, septiembre del 2017, Catalunya, también Valencia, Euskadi, Madrid…  “Prohibición de actos y reuniones políticas, entrada en imprentas y medios de comunicación, secuestro de revistas y prohibición de campañas publicitarias”, esta descripción de lo que sucede en los últimos días por Catalunya la hizo ayer el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su anuncio de la iniciativa de convocar una asamblea de alcaldes y parlamentarios para tratar de buscar una situación dialogada al conflicto que Cataluña mantiene con el Estado. Ante la incapacidad del Gobierno de hacer política, una alternativa, un puente para el diálogo que recoja las aspiraciones en debate en las calles y plazas catalanas, también teatros y polideportivos. Leer más …

Anémonas, caballitos y pepinos de mar: las nuevas joyas de los traficantes

SARA MONTERO | Publicado:

Tráfico de animales
Imágenes de la anémona incautada por la Guardia Civil en la operación ‘Viridis’. / Guardia Civil

Más de tres toneladas de producto, una operación que se salda con 10 detenciones y una red ilegal desmantelada. Podría ser la descripción de la última redada antidroga de la Guardia Civil, pero se trata de la Operación Viridis que permitió en agosto incautar 3325 kilogramos de anémonas, 72 kilos de erizos de mar, 43 redes, 15 equipos de buceo y 3 vehículos de una trama de captura y ventas de estos animales en Málaga. Las anémonas se han convertido en una de las especies favoritas de los cazadores ilegales. Leer más …

Hasta Rusia condena las pintadas fascistas en España

LUIS DÍEZ | Publicado:

Pintadas fascistas en el cementerio madrileño de Fuencarral
Pintadas fascistas en un monumento a las Brigadas Internacionales en el cementerio madrileño de Fuencarral. / Twitter @EmbajadaRusaES

La embajada de Rusia en Madrid ha manifestado su protesta por las agresiones nazis y antisemitas a las tumbas y monumentos de los voluntarios soviéticos y de los brigadistas internacionales en el cementerio de Fuencarral (Madrid). En su cuenta oficial en Twitter divulgó varias fotografías con pintadas delictivas, acompañadas del siguiente texto: “Condenamos la profanación con consignas neonazis y antisemitas de los Monumentos a los voluntarios soviéticos, brigadistas internacionales y otros combatientes de la Guerra Civil española en el cementerio de Fuencarral en Madrid”. Aunque las pintadas con insultos y símbolos racistas contra los judíos y los voluntarios de la libertad aparecieron el jueves, los autores de los hechos no han sido todavía localizados ni detenidos. Leer más …

La falacia de la “primavera del empleo” de Fátima Bañez

AGUSTÍN MORENO | Publicado:

Fátima Báñez, ministra de Trabajo y Seguridad Social, responde a las preguntas de los periodistas durante la rueda posterior al Consejo de Ministros del 29 de junio de este año
Fátima Báñez, ministra de Trabajo y Seguridad Social, responde a las preguntas de los periodistas durante la rueda posterior al Consejo de Ministros del 29 de junio de este año. / La Moncloa (Flickr)

Sostiene Fátima Báñez que “La recuperación de España es sólida, sana y social” y que “el empleo que llega con la recuperación es de mayor calidad que el que se fue con la crisis”. Es evidente que confunde la calidad del empleo con que dependientes, camareros o teleoperadores tengan carreras universitarias. Pero lo de la ministra de Trabajo no es simple demagogia, es un insulto a millones de parados y de trabajadores pobres en esta economía de chiringuito en la que han convertido a España. Y, sobre todo, es una gran mentira porque el empleo creado es insuficiente, de baja calidad, mal pagado, más vulnerable y con menos derechos. Leer más …

Marchando una de gatopardismo ambiental

ROSA MARTÍNEZ | Publicado:

industria del automóvil
La solución radica en que las ciudades se repiensen para reducir las distancias y se busquen alternativas al vehículo privado para los trayectos más largos. / Pixabay

A principios de este mes se celebró en Alemania lo que se ha llamado la “Cumbre del diésel”, una denominación que deja fuera de toda duda la solemnidad y trascendencia política de este encuentro entre la industria del automóvil y el Gobierno, pero que del que apenas hemos oído en la prensa. Leer más …

El cine como arma de denuncia social (II)

DAVID TORRES | Publicado:

Los santos inocentes
Fotograma de ‘Los santos inocentes’, la película dirigida por Mario Camus. / Youtube

Con el Neorrealismo italiano como base, una serie de directores de muy distintas procedencias (europeos, asiáticos, africanos, sudamericanos) comprendieron que el cine también podía servir como arma de denuncia social y se volcaron en trabajos que mostraban la compleja realidad de sus países. Imposible no citar, aunque sea de pasada, a Yusef Chanin, padre del cine egipcio, y a Glauber Rocha, paladín del Novo Cinema brasileño, quien en Dios y el diablo en la tierra del sol (1964) montó una alucinante parábola de las revueltas campesinas en los años cuarenta. Tampoco pueden faltar a esta cita los Jóvenes Airados del Free Cinema británico (Jack Clayton, Karel Reisz, Lindsay Anderson), y muy en especial, La soledad del corredor de fondo (1962), de Tony Richardson, una cinta que ahonda en el abismo de la lucha de clases dentro de un reformatorio.

david saksena (YouTube)

Pather Panchali (1955), Satyajit Ray.

Nada menos que Akira Kurosawa dijo de Ray: “Estar en el mundo y no ver el cine de Ray es como estar en el mundo y no ver el sol o la luna”. Con la magnificencia y la naturalidad de una puesta de sol fluye la tristeza infinita de esta película que narra la vida de una mísera familia bengalí en la India durante los años posteriores a la independencia. Las secuencias del vendedor de helados o del monzón, con las primeras gotas de lluvia cayendo sobre una calva, son de las que no se olvidan. Y las muertes de la abuela y de la hija tal vez sean las más poéticas jamás filmadas.

Danzad, danzad, malditos (1969), Sidney Pollack.

Basada en una novela de Horace McCoy (¿Acaso no matan a los caballos?) y ambientada en los años de la Gran Depresión, la película de Pollack narra el reverso del sueño americano a través de la desesperación de unos pobres hambrientos que se apuntan a una maratón de baile con la esperanza de ganar unas pocas monedas. Jane Fonda y Michael Sarrazin adelgazan a ojos vista entre la algarabía de la música y los aplausos del público, pero quien se llevó el Oscar a casa fue Gig Young por su impresionante interpretación de un maestro de ceremonias todopoderoso y maléfico.

MERCURY FILMS (Youtube)

Los santos inocentes (1984), Mario Camus.

Soberbia adaptación de la novela homónima de Miguel Delibes, con esta película Camus logró una de las cimas indiscutibles del cine español, comparable a los mejores logros de Buñuel, Berlanga o Ferreri. A ello contribuyó no poco un elenco de primera clase donde brillan con luz propia Alfredo Landa, Francisco Rabal, Terele Pávez y Juan Diego en el rol de un señorito odioso y atroz. Impresionante denuncia de la miseria física y moral del campesinado español, uno de los grandes aciertos de la cinta es su indefinición histórica: podría estar ambientada en los cincuenta, en los sesenta, en los setenta o esta misma mañana.

Las tortugas también vuelan (2004), Bahman Ghobadi.

De esta película puede decirse lo que decía del Aria en re menor de Bach mi añorado profesor de música de BUP, Cifuentes: quien no se conmueva con esto lo mismo podía haber nacido saco de patatas. El director iraní Bahman Ghobadi cogió un puñado de jóvenes sin ninguna preparación actoral (uno de ellos, un niño sin brazos víctima de la guerra) y los introdujo en la recreación de un campo de refugidados del Kurdistán iraquí sembrado de minas. La película va estallando ante los ojos alucinados de los espectadores en un alegato antibélico de intensidad casi intolerable.

Sainirmal Production (YouTube)

Agua (2005)Deepah Mehta.

Con la India sumida en la lucha contra el colonialismo británico, una niña de ocho años es obligada a casarse con un anciano moribundo y, tras la muerte del marido, a encerrarse en un ashram para viudas durante el resto de su vida. Al igual que en su anterior película, Fuego, Mehta denuncia la situación insostenible de las mujeres indias sojuzgadas bajo ancestrales y tiránicas costumbres religiosas. Las amenazas y protestas de grupos fundamentalistas hindúes obligaron a la directora a tener que prescindir de buena parte de los actores y a tener que rodar la cinta en Sri Lanka. La belleza sobrenatural de las imágenes, la sutileza de la dirección, las elocuentes interpretaciones y la banda sonora, mano a mano entre A. R. Rahman y Mychael Danna, hacen que el espectador recobre durante dos horas la fe en el séptimo arte.

Sentirse como un percebe ante la deriva política

ALFREDO CONDE | Publicado:

La confidencia que le hizo al autor un político venezolano antes de que Hugo Chávez llegara al poder le hizo sentirse como un percebe
El que fuera presidente de Venezuela, Hugo Chávez, celebrando desde el balcón del Palacio de Miraflores su victoria electoral. / Efe

Conocí (brevemente) a Lynn Margulis cuyo primer marido fue Carl Sagan, el astrofísico, divulgador de conocimientos de la disciplina en la que profesaba. Lo hizo así en aquella impagable serie de televisión titulada Cosmos basada en un libro de su autoría e idéntico título. Cuando supe que iba a coincidir con ella, eso fue lo primero que me vino a la cabeza. Cuando la tuve delante Lynn Margulis me recordó, no sé por qué, acaso porque se parecían o quizá porque a mi así me lo pareció, a esa actriz extraordinaria que es tan poco amiga de la política de Donald Trump,  responde al nombre de  Meryl Streep  y este escribidor de ustedes, al igual que tanta y tanta otra gente, admira sobremanera. Dicho esto, puedo continuar: un poco más tarde Lynn Margulis comenzó a hablar, ya con un auditorio atento delante de ella. Leer más …

De imágenes terribles y gatitos

JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ | Publicado:

Foto de dos gatos callejeros publicada por los Mossos d'Esquadra, el pasado 15 de agosto, con motivo del día del gato callejero
Foto de dos gatos callejeros publicada por los Mossos d’Esquadra, el pasado 15 de agosto, con motivo del día del gato callejero, pidiendo respeto para estos animales. / Mossos d’Esquadra. Generalitat de Catalunya (Facebook)

En estos días tristes he escuchado y leído muchas reflexiones sobre las imágenes explícitas que han ofrecido algunos medios de comunicación sobre el atentado de Barcelona. De todas he aprendido mucho, tanto de las prudentes como de las apasionadas. De los que llaman buitres carroñeros a quienes han publicado vídeos macabros y portadas estremecedoras. Y de quienes nos han recordado los numerosos Pulitzer sangrientos y el niño muerto en la playa que nos removió la conciencia. He escuchado y he leído, y después he seguido dudando. Pese a que en ocasiones creo que tengo las cosas claras, solo se deben publicar las imágenes que ayudan a entender la historia y no faltan al respeto a las víctimas (y a los lectores), he seguido dudando. Por eso de todo lo mucho que he leído y escuchado estos días lo que más me ha gustado es la columna de opinión que ha escrito el vicedirector de El Mundo Iñaki Gil. Estaba ilustrada con la misma fotografía que habían publicado en portada: cuerpos tendidos en las Ramblas… Leer más …

Frente a la islamofobia los musulmanes responden con la condena del terrorismo

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

La comunidad musulmana de Extremadura en una concentración este domingo para mostrar su rechazo a los atentados de Cataluña y condenar el terrorismo.
La comunidad musulmana de Extremadura en una concentración este domingo para mostrar su rechazo a los atentados de Cataluña y condenar el terrorismo. / Gregorio Zarco (Facebook)

Los atentados que en Barcelona y Cambrils, que han dejado al menos 14 muertos y un centenar de heridos, han provocado las muestras de odio de grupos de extrema derecha que vienen siendo habituales en Europa tras los golpes del yihadismo. Las acciones de los grupos xenófobos e islamófobos han supuesto una reacción instantánea sin precedentes en el Estado. Una oleada similar podría haberse repetido tras el 11M, pero en aquel entonces, en 2004, el ataque yihadista fue atribuido desde un inicio a ETA por el entonces ministro de Interior, Ángel Acebes. Las pintadas y los intentos de boicot a los actos de homenaje que han tenido lugar estos días, han sido contrarrestadas por un movimiento también inaudito: la comunidad musulmana ha salido rápidamente a las calles para solidarizarse con las víctimas y mostrar su repulsión a la violencia. Leer más …

España arde: hemos abandonado los bosques y solo nos acordamos de ellos en verano

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Un hidroavión sobrevuela el incendio de Ayora (Valencia) que tuvo lugar en agosto de 2013.
Un helicóptero sobrevuela el incendio de Ayora (Valencia) que tuvo lugar en agosto de 2013. / Unidad Militar de Emergencias (Flickr)

Más de 140.000 hectáreas quemadas en Portugal, más de 70.000 hectáreas calcinadas en España en lo que va de año. Observamos las espectaculares imágenes de la tragedia y nos invade una sensación que es mitad rabia y mitad incomprensión. Lo cierto es que un 99,8% de los incendios son sofocados por los eficaces dispositivos de extinción y solo un 0,2 llega a superar las 500 hectáreas y, por lo tanto, convertirse en un Gran Incendio Forestal (GIF). Pero este pequeño porcentaje nos hace vulnerables porque se trata de fuegos cada vez más ingobernables. Entre las causas, el cambio climático, pero también la transformación de una sociedad rural y agrícola a una sociedad urbana y de servicios que no vive de los bosques, los desconoce y los descuida. “El paisaje ha pasado a ser un decorado, por eso no se gestiona”, explica a este diario Marc Castellnou, jefe del Grup d’actuacions forestals (GRAF) de los Bomberos de Cataluña, un reconocido experto en incendios forestales a nivel internacional. Leer más …

Franco, Queipo de Llano o Primo de Rivera: las fundaciones que ensalzan el franquismo

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Una vista de la gigantesca cruz y el monumento desde el pie de la escalinata de acceso al Valle de los Caídos
Una vista de la gigantesca cruz y el monumento desde el pie de la escalinata de acceso al Valle de los Caídos. / Elentir (Flickr)

“Humillación para las víctimas del franquismo”, así describen las asociaciones de memoria histórica la última polémica protagonizada por la Fundación Francisco Franco, aquella que vela por la memoria y la obra del dictador. La familia del Caudillo decidió a principios de este mes ceder a la organización las visitas turística del Pazo de Meirás (La Coruña), residencia veraniega del patriarca que sigue cumpliendo estas mismas funciones para su familia y que pertenecía a la escritora Emilia Parzo Bazán. Las Torres de Meirás, con una biblioteca que albergaba miles de volúmenes y otros bienes de interés cultural, fueron ‘regaladas’ a Franco tras la muerte de la novelista en contra de la voluntad de su hija, que no pudo recuperar sus pertenencias. Leer más …

La masificación turística, un problema que niegan los que hablan de ‘turismofobia’

AGUSTÍN MORENO | Publicado:

masificación turística
La Rambla de Barcelona llena de turistas. / Efe

El turismo no es un problema, su masificación y descontrol sí. Lo niegan los que se aprovechan de ello. Rajoy ni se entera ni quiere enterarse; lo utiliza de forma chusca para atacar el independentismo y para defender su efímera “recuperación”, su paraíso de empleo basura. Hay que reconocer que, junto a sus confusos mensajes, es un genio de la simpleza: “Al turista hay que mimarlo”. Como toda idea simple, es eficaz. Parece razonable que cuidemos a quien viene de visita. Pero no se está hablando de eso. Estamos ante un deterioro real de la convivencia a causa de los excesos de una industria que generan beneficios a algunos y malestar a muchos. Analicemos esto.

Desde el punto de vista del modelo económico de un país, basarse fundamentalmente en el sector servicios es tercermundista y en el Caribe tenemos muchos ejemplos. Hace tiempo, que se apostó por liquidar buena parte de la industria con las “reconversiones”, se desinvierte en I+D+i y hay fuga de científicos españoles. Ello nos aboca a un modelo económico de bajo valor añadido, poco competitivo y muy vulnerable si cambian las condiciones políticas en otras zonas turísticas del Mediterráneo. Este es el tema de fondo, señor Rajoy: ¿queremos que España sea una economía productiva como las del norte de Europa o subordinada según el patrón de descanso adjudicado al sur?

«El impacto en el medio ambiente de este modelo turístico es muy negativo. No hay más que ver los paisajes que ha generado en la costa y la corrupción política que lo acompaña»

El impacto medioambiental de este modelo turístico es muy negativo: degradación de las costas y zonas naturales por la sobrepresencia humana, agotamiento de acuíferos y recursos naturales, generación de residuos y otros impactos que inciden en el cambio climático. No hay más que ver los paisajes transformados hasta el paroxismo en el litoral mediterráneo. Por no hablar de la corrupción política que lo acompaña y que tan magistralmente retrató Rafael Chirbes en Crematorio y En la orilla.

Los beneficios empresariales son tan elevados como la sobreexplotación, la precariedad y los bajos salarios de los trabajadores. Contratos de temporada, por días y semanas, salarios de 700 euros por atender cuarenta mesas, dos euros la hora para las camareras de piso, ausencia de derechos laborales… En fin, un deterioro de las condiciones laborales que retrata a una patronal acostumbrada a ganancias fáciles y a arriesgar lo mínimo. Y así, no hay futuro. Aunque haya algún empresario sensato que afirme que sobran turistas, que el sector está saturado y faltan infraestructuras.

Se produce una inflación galopante en las zonas turísticas. Todo se encarece, desde el comercio a los bares y especialmente la vivienda, que alcanza precios insoportables para las economías modestas por la aparición masiva de pisos de usos turísticos. Las protestas de las asociaciones de vecinos no se han hecho esperar ante una gentrificación salvaje que expulsa a los habitantes y al comercio tradicional de estos barrios. Se dan casos de funcionarios que se niegan a ser traslados a zonas de Baleares, porque no encuentran vivienda o ésta se come buena parte de su salario.

«El negocio turístico produce una expropiación de los espacios públicos invadidos por riadas de turistas que dificultan la vida ciudadana. No es exagerado»

El negocio turístico produce una expropiación de los espacios públicos invadidos por riadas de turistas que dificultan la vida ciudadana. No es exagerado. En Barcelona atracan al día varios cruceros. Uno es tan gigantesco que tiene 362 metros de eslora –30 metros más largo que el mayor superportaaviones estadounidense– y 9.000 personas a bordo entre pasajeros y tripulantes; hay días con más de 30.000 cruceristas que bajan a la vez y recorren zonas muy concretas como el Barrio Gótico, el Raval, la Sagrada Familia… Son todos los días, a todas horas. La incómoda sensación de estar en mitad de una inmensa manifestación recorriendo los rincones de la ciudad la he tenido en Barcelona y en Venecia. No quedan ganas de repetir. Cuando una ciudad enferma por el turismo masivo, muere de éxito.

Como corolario de lo anterior, se produce una pérdida de calidad de vida de una ciudadanía convertida en figurantes de bellas y apacibles ciudades transformadas en gigantescos parques temáticos. Gran parte de los vecinos no ven beneficio alguno de este boom y sí sufren muchas veces molestias directas por el incivismo de un sector de los turistas, no solo en Magaluf o la Barceloneta.

«El turismo es una fuente de riqueza, crea empleo y es puntal de la economía del país. Pero necesita una ordenación urgente, para no matar a la gallina de los huevos de oro»

Claro que el turismo es una fuente de riqueza, crea empleo y es puntal de la economía del país. Pero necesita una ordenación urgente por muchas razones. La principal, no acabar a medio plazo con la gallina de los huevos de oro ¿Queremos una burbuja turística que nos explote en la cara como la inmobiliaria? ¿Queremos un turismo low cost y de baja calidad? En EEUU un turista gasta cinco veces más que uno en España. Aquí una parte importante de los ingresos se los quedan los turoperadores. Muchos expertos afirman que la aportación del turismo al PIB podía ser la misma con menor ocupación y otros precios medios. España debe diversificar su economía para no hacerla tan dependiente del sector turístico.

Hay, además, una serie de principios sagrados a respetar como salvaguardar el medioambiente y el patrimonio cultural del impacto del turismo masivo; a nadie en su sano juicio se le ocurre defender visitas sin límite a las cuevas de Altamira con el argumento de que crearía empleo. Hay que asegurar unas condiciones laborales y salariales dignas para los trabajadores y trabajadoras del sector. Se deben regular y limitar los cupos de visitantes, los pisos residenciales dedicados a alquileres turísticos de forma sumergida y sin pagar impuestos, etcétera.

«No se puede deteriorar el modo de vida de la población autóctona hasta el punto de que vivan el turismo como una invasión, cuando su relación siempre ha sido amable»

No se puede deteriorar el modo de vida de la población autóctona hasta el punto de que vivan el turismo como una invasión, cuando su relación con él siempre ha sido amable. No hay turismofobia. Es un término que busca criminalizar a quién cuestiona esta organización disparatada de la explotación turística, las dificultades para acceder a la vivienda o la sobreexplotación laboral. Puede estar bien que vengan 75 millones de turistas del exterior (PDF) –más los del interior–, pero no tanto si se reparten en pocas zonas y ciudades; si sus características son discutibles porque la oferta se basa en seguridad, sol y diversión. Se trata de repensar el modelo económico, el turístico y el de ciudad que queremos. Se trata de hacer compatibles los intereses de los ciudadanos, los trabajadores, los empresarios y el turismo.

También el turista debe cambiar. Ya Stefan Zweig en 1929 (PDF) criticaba la creciente masificación del turismo. Para él “se instaura una nueva forma de viajar, el viaje en masa, el viaje por contrato, lo que yo llamo el ‘ser viajado’ (…) No se viajará más, lo viajarán a uno”. Y concluía con una reflexión sobre cómo ser viajeros que deberíamos aplicarnos: “Sigamos viajando al modo de nuestros antepasados, según nuestra voluntad y eligiendo los destinos: solo así se convertirá cada uno de nuestros viajes en un descubrimiento no solo del mundo exterior, sino de nuestro propio mundo interior”.

Mi bonita boda gallega: entre los invitados había hasta un cerdo

LUCÍA MARTÍN | Publicado:

Boda gallega
La joven pareja gallega posa en su boda junto al cerdo que rifaron en el banquete. / Facebook

El día amaneció nublado en Albarellos, en la provincia de Orense, Galicia. Nublado pero con calor, 28 grados. Sindy estaba muy tranquila, extrañamente tranquila para ser el día de su boda: “Nunca hemos visto una novia tan tranquila”, le comentaban mientras la maquillaban. Leer más …

Interior dispersa las camarillas de ‘presos vip’ en la cárcel madrileña de Soto del Real

LUIS DÍEZ | Publicado:

Soto del Real
Centro Penitenciario Madrid V en la localidad madrileña de Soto del Real. / Wikipedia

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, no quiere que la prisión de Soto del Real se convierta en un centro de nuevas tramas delictivas, de ahí que haya dado orden al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, y al director del centro de separar en los distintos módulos a los llamados presos vips. La alarma saltó a finales de mayo pasado cuando la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) detectó cabildeos y supuestas concertaciones delictivas entre varios reclusos procesados como autores de estafas millonarias. Después trascendió que el expresidente madrileño, Ignacio González, y el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar aprovecharon su estancia en Soto para estrechar su amistad. Villar y su hijo Gorka permanecieron una semana en el módulo 1 de la prisión, el mismo que ocupan González, su hermano Pablo y el exdirectivo del Canal de Isabel II, Edmundo Rodríguez Sobrino, y abandonaron el centro el 1 de agosto, tras depositar una fianza global de 450.000 euros. Leer más …

Violaciones en cita: cuando las agresiones sexuales las comete un amigo o un conocido

SARA MONTERO | Publicado:

Imagen de la campaña 'Sin un sí, ¡es no!' que el Instituto de la Mujer en Castilla-La Mancha puso en marcha en 2016 para combatir las violaciones en cita.
Imagen de la campaña ‘Sin un sí, ¡es no!’ que el Instituto de la Mujer en Castilla-La Mancha puso en marcha en 2016 para combatir las violaciones en cita. / Instituto de la Mujer CLM

El término ‘violación en cita’ sigue siendo poco conocido, pero las situaciones que abarcan son lamentablemente muy familiares. Un amigo que se propasa, una noche de fiesta con un compañero de trabajo que acaba en situaciones incómodas, una cita en la que la última copa se toma en una casa. Ellas dicen no, ellos continúan. Son inequívocamente violaciones, pero tienen características comunes: los agresores pertenecen al entorno, aparecen la culpa y la vergüenza en las víctimas y, en consecuencia, se presentan menos denuncias. Leer más …

La alta velocidad de Renfe evitó que se emitieran 12,9 millones de toneladas de CO2

CUARTOPODER | Publicado:

Un convoy de alta velocidad circula por una dehesa
Un convoy de alta velocidad circula por una dehesa. / Renfe Operadora (Flickr)

Las líneas de alta velocidad de Renfe, que cumple 25 años, ha conseguido evitar un aumento de las emisiones de CO2 –gas efecto invernadero– por transporte en España de más de 12,9 millones de toneladas, lo que equivale al consumo energético de más de 2,6 millones de toneladas equivalentes de petróleo. Este tipo de servicio de ferrocarril, tanto en trayectos de larga distancia como de media distancia, logró entre 1992 y 2016 reducir en dichas cantidades el impacto sobre el cambio climático y la contaminación que habría tenido realizar este transporte por otros medios.

El hecho de que 346 millones de viajeros hayan elegido la la alta velocidad de Renfe para llegar a sus destinos ha permitido que la sociedad española ahorre 4.286 millones de euros, si se evalúa en términos económicos el impacto sobre el cambio climático, la contaminación y la tasa de accidentes que habría tenido utilizar otros medios de transporte. Son los datos que arrojan los estudios “Huella de carbono de la infraestructura ferroviaria” de la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC) y “Costes Externos del Transporte en Europa”, de la consultora Ce Delft.

La conclusión es que el ferrocarril es el medio de transporte que genera menos costes externos, si lo comparamos con otros que dependen de los hidrocarburos. Y, en definitiva, es el medio de transporte más verde. Volar es la manera de viajar que más contribuye al calentamiento global. El sector de la aviación es responsable de cerca del 2,5% de las emisiones de CO2 a nivel mundial y el sector aerocomercial es responsable del 5% del efecto invernadero a nivel global, según la Agencia Federal del Medio Ambiente en Alemania (UBA, por sus siglas en alemán).

Desplazarse en coche tampoco la manera de perjudicar menos al calentamiento global, especialmente si lo hacemos sin acompañantes. Según un estudio efectuado en 2013 por investigadores del Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA) y el Centro Internacional para la Investigación Climática y Medioambiental (CICERO) un viajero que se desplaza solo en su vehículo puede causar el mismo daño al medioambiente que si lo hace en avión.

Renfe transita hacia un modelo de ‘cero emisiones’

Actualmente, el 89% del volumen de transporte de viajeros y mercancías de Renfe se desarrolla por redes electrificadas y está, por tanto, parcialmente descarbonizado. La empresa ha reducido su huella de carbono un 56% hasta situarse en 24,2% por unidad transportada desde el año 1990, año base del Protocolo de Kioto, el acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.

Renfe mantiene un nuevo acuerdo con Adif para mejorar la estrategia de sostenibilidad y eficiencia energética y profundizar en varias áreas propias del sistema ferroviario, mejora de prácticas de consumo y ahorro de energía o proyectos de innovación para analizar la tracción mediante gas natural licuado o pilas de hidrógeno como potenciales sustitutos del combustible fósil.

A nivel global, desde 1990, la intensidad energética del sector ferroviario –energía final consumida por unidad transportada– ha decrecido un 33% en todo el mundo. Más de un tercio de la energía utilizada en los ferrocarriles es eléctrica y un cuarto de las líneas están electrificadas a nivel mundial, según datos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) y de la UIC.

El tren, una ventana para cambiar un modelo de transporte contaminante

El transporte es responsable del 23% de los gases efecto invernadero (GEI) a nivel mundial, según indican  los datos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, siglas en inglés) y de la UIC. Se espera que la demanda de transporte de viajeros y mercancías se duplique entre 2010 y 2050, como consecuencia de la globalización económica y el desarrollo de los mercados. Actualmente, el 8% del transporte mundial se realiza por ferrocarril, pero los gases que se expulsan a la atmósfera en este medio son sustancialmente menores que los de otros medios de transporte. El sector ha reducido sus emisiones de CO2 en un 63% en e caso de los viajeros y en un 48% en el caso de las mercancías entre 1975 y 2013.

Reducir la emisión de gases, uno de las principales causas del efecto invernadero, es un reto global. España forma parte del Acuerdo de París junto al bloque de la Unión Europea, que emite el 8,97% del CO2 mundial y se ha comprometido a reducir en un 40% las emisiones para el año 2030. El sector del transporte será clave para poder llegar a las cifras establecidas en el pacto medioambiental internacional más ambicioso hasta la fecha.

Saharauis en Barajas: derechos sacrificados por “la amistad” con Marruecos

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en l reunión sostenida el pasado martes en Rabat con su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit.
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en la reunión sostenida el pasado martes en Rabat con su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit. / Ministerio del Interior

Solo quedan 6 del medio centenar de saharauis demandantes de asilo que comenzaron una huelga de hambre el pasado martes en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas en protesta por el trato recibido y las condiciones precarias en la sala de inadmitidos. El mismo día que comenzaba la protesta, Juan Ignacio Zoido se reunía en Rabat con su homólogo marroquí para estrechar lazos en la lucha contra el terrorismo yihadista y reforzar “el control” de los flujos migratorios. Marruecos es país “vecino y amigo”, socio principal, y los saharauis, principales víctimas de esta ‘nutrida’ relación entre ambos Gobiernos: quienes han pasado por las dependencias aeroportuarias viven en la parálisis y el aislamiento de los Campamentos de Refugiados de Tinduf (Argelia) a causa de que España abandonara el Sahara Occidental en manos de Marruecos en 1976. Leer más …

Desconexión de los dirigentes con los jóvenes: un 72% quiere acoger refugiados

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Varios jóvenes protestan en Madrid frente al Ministerio de Exteriores para pedir la acogida de refugiados y la apertura de la 'Europa Fortaleza' el pasado mes de febrero.
Varios jóvenes protestan en Madrid frente al Ministerio de Exteriores para pedir la acogida de refugiados y la apertura de la ‘Europa Fortaleza’ el pasado mes de febrero. / Holes in the Borders (Facebook)

La UE decidió en julio de 2015 reubicar a más de 90.000 personas refugiadas desde Grecia e Italia, pero el plazo expira en septiembre y solo han llegado alrededor de 20.000. En esta cuestión, como en muchas otras, los dirigentes de todo el mundo están profundamente desconectados de las demandas y puntos de vista de los jóvenes: un 72,6% de las personas entre 18 y 35 años se muestra a favor de recibir a los refugiados en su país, mientras que más de un tercio de ellas (un 27,3%) incluso los acogería en su propio hogar. Son los datos de una encuesta publicada por el Foro Económico Mundial (FEM), que recoge las percepciones e ideas sobre el futuro de jóvenes de 186 países en 14 idiomas diferentes.

“El 50% de la población mundial tiene menos de 30 años. Aunque alzan fuerte la voz, no son escuchados por quienes toman las decisiones”, se explica en la Encuesta Anual de la Comunidad de Impulsores Mundiales (Global Shapers). El dato que llama poderosamente la atención es que una amplia mayoría de los 31.495 consultados para la encuesta acogería a los refugiados. De todos ellos, un 51,3 los recibiría en su país, un 49,6% en su vecindario y un 27,3% incluso los admitiría en su casa. Únicamente un 7,4% se muestra en contra de que lleguen a su país.

Además, ante la pregunta “¿cómo deben responder los Gobiernos a la crisis de refugiados?”, más de la mitad de los jóvenes (un 55,4%) creen que deberían incluirse en la población activa porque reportarían beneficio a los países de acogida. El estudio considera que los jóvenes tienen “una actitud muy positiva de aceptación de los refugiados que se expresa en la mayoría de las regiones”, lo que demuestra “una actitud empática con los demás”.

Un dato a destacar es el de EEUU, donde el 80% de los jóvenes “se sentirían cómodos con los refugiados viviendo en sus propios vecindarios”. Esta imagen contrasta frontalmente con el discurso y las políticas de su presidente, Donald Trump, quien ha llegado a vetar la entrada de refugiados de varios países y se ha propuesto reducir la inmigración ilegal a la mitad, con un aumento drástico de las detenciones.

Amnistía Internacional publicó el año pasado una encuesta que revelaba que cuatro de cinco personas recibiría a los refugiados en su país. Los resultados de FEM corroboran el sentir de la mayoría de la población mundial. “Las personas que huyen de la violencia y la persecución han visto reiteradamente cómo los gobiernos ricos les daban con la puerta en las narices arguyendo su imposibilidad para ayudarlas. La investigación del FEM muestra que la gente joven no se cree este discurso y está consternada por las actitudes desalmadas de sus líderes”, ha señalado el secretario general de AI, Salil Shetty. Dos años después de la trágica foto de Alan Kurdi conmocionase al mundo, “muchos gobiernos aún continúan sin cumplir incluso los exiguos compromisos de reasentamiento, y todo apunta a que 2017 será el año más mortífero para las personas migrantes y refugiadas que cruzan el Mediterráneo”, ha criticado.

Gobiernos y jóvenes: mentes en direcciones opuestas

Por el tercer año consecutivo, “el cambio climático y la destrucción de la naturaleza” es la principal preocupación global de los jóvenes, según un 48% de los encuestados. Los conflictos y las guerras son el segundo problema más importante según un 38,9%, mientras que la desigualdad económica y la discriminación son consideradas la tercera cuestión a solucionar a nivel mundial para el 30,8%. Más del 90% de los encuestados están de acuerdo o muy de acuerdo con la siguiente frase: “La ciencia ha probado que los humanos son responsables del cambio climático”. De hecho, un 78,1% se muestra dispuesto a cambiar su modo de vida para proteger el medioambiente, mientras que un 20,1% opta por un “podría ser” y solo un 1,8% se niega rotundamente a ello.

Gráfico de la encuesta: un 48% cree que el cambio climático es el problema global más importantes, un 38,9% cree que son los conflictos y las guerras. Un 30,8% pone el foco en la desigualdad económica y la discriminación.
Gráfico de la encuesta: un 48% cree que el cambio climático es el problema global más importantes, un 38,9% cree que son los conflictos y las guerras. Un 30,8% pone el foco en la desigualdad económica y la discriminación. / Shaper Survey

De nuevo, los Gobiernos se encuentran a años luz de los jóvenes respecto al cambio climático. Las emisiones de CO2 a la atmósfera no han dejado de aumentar desde la Revolución Industrial y, aunque el año pasado 195 países firmaron el Acuerdo de París para reducir las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI), en junio de este año Trump anunció la retirada del país del acuerdo, siendo uno de los países más contaminantes y que más podría contribuir con aportación tecnológica y financiación económica para que se cumpliesen los objetivos marcados.

Otra preocupación de los jóvenes que poco parece importar a los gobiernos es la corrupción. Para la mayoría, además de ser uno de los grandes problemas a combatir, también es la causa principal que contribuye a la desigualdad en los países. Un 48,6% señaló que la corrupción era la primera culpable de la desigualdad, un 43,2% indicó echó la culpa a los ingresos, un 38,8% optó por el acceso a una buena educación y un 35,5% se decantó por la discriminación de todo tipo (de raza, de género, religiosa…), mientras que un 27,1% lo achaca a los impuestos y las políticas de sus Gobiernos. No obstante, en Europa y en Norteamérica los jóvenes no ven en la corrupción la causa principal de las injusticias: optan por los ingresos, en primer lugar, y por la discriminación, en segundo lugar.

Los jóvenes, más influyentes en el voto de lo que los Gobiernos creen

Un total del 55,9% de los jóvenes están en desacuerdo o en profundo desacuerdo con esta cuestión: “En mi país, las opiniones de los jóvenes son consideradas antes de tomar grandes decisiones”. Esta tendencia, según señala el estudio, se repitió en todos los géneros, las edades y los países de todo el mundo. Los latinoamericanos y caribeños fueron los que se mostraron más en desacuerdo con este planteamiento, con un porcentaje que rozaba el 70%.

Los llamados millenials –la generación que ha alcanzado la mayoría de edad con el nuevo milenio– aparecen en el libro ‘Millenials Rising’: the next generation”, de los sociólogos Neil Howe y William Strauss, como aquellos jóvenes muy vinculados a las nuevas tecnologías de la información, muy predispuestas al cambio y más favorable al movimiento y a la protesta que a la participación tradicional en elecciones, partidos políticos o sindicatos. Las nuevas generaciones siguen siendo un segmento de población a conquistar por los partidos políticos.

En España, la irrupción de Podemos en la escena política fue significativa. En las últimas elecciones se llevó un gran pellizco del voto joven, alrededor de un 40% aseguró haberlos votado, según Metroscopia. El PSOE supo leer los datos y, con Pedro Sánchez de nuevo al frente, se prepara para intentar conquistar a los jóvenes que simpatizaron con la formación morada. Entre sus primeras estrategias para seducirlos destacan dos: la “resituación” del partido en la izquierda y el plan de rescate a la juventud.

Las 1.000 Españas: qué opinan los españoles según su clase, ideología, edad y origen

ANA ISABEL CORDOBÉS | Publicado:

El CIS ha publicado su barómetro de julio de 2017 permite conocer cómo son los españoles según su clase social, su edad, su sexo o el lugar donde residen
Entre las clases más acomodadas, el gasto de dinero en las vacaciones no es una preocupación: el 60% de entrevistados en esta clase asocia vacaciones a diversión. / Pixabay

El CIS ha publicado su barómetro de julio de 2017. En él, además de las preferencias políticas de los españoles, también se destacan otras tantas preguntas relacionadas con temática más social: tiempo libre, religión, costumbres… La riqueza del CIS permite, por ejemplo, conocer cómo son los españoles según su clase social, su edad, su sexo o el lugar donde residen. Cuartopoder.es resume las principales claves del CIS de julio: Leer más …

Cifuentes dificulta el acceso a la Renta Mínima a las familias que “ocupan”

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Imagen de la plataforma RMI Tu Derecho el pasado mes de junio, cuando envió una carta a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con algunas propuestas
Imagen de la plataforma RMI Tu Derecho el pasado mes de junio, cuando envió una carta a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con algunas propuestas./ RMI Tu Derecho

Una modificación de la solicitud de la Comunidad de Madrid (CAM) para acceder a la Renta Mínima de Inserción (RMI), el último recurso de las personas en situación de pobreza severa, ha puesto a las organizaciones en alerta. El nuevo modelo, publicado en julio en el Boletín Oficial de la región con orden del consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, ya no contiene las casillas de “ocupada” y “otros” que los solicitantes podían marcar hasta ahora en el apartado ‘Datos relativos al alojamiento’. Los efectos que esta medida puede causar en las familias más vulnerables y en riesgo de exclusión social preocupan a la plataforma RMI Tu Derecho, conformada por varias asociaciones madrileñas como Cristianos/as de Base o Espacio Común 15M. Leer más …

El PSOE exigirá una nueva Ley de Costas tras la ‘rectificación’ de Tejerina a Cañete

SARA MONTERO | Publicado:

Personalidades del PP con Arias Cañete y García-Tejerina posan para un selfie.
Ana Botella, tapada por el móvil; Esperanza Aguirre, Pilar del Castillo, Miguel Arias Cañete, Ignacio Gozález y en primer término, agachada, Isabel García-Tejerina posan para un selfie. / Partido Popular (Flickr)

La ‘Estrategia de adaptación al cambio climático de la costa española’ se aprobó en diciembre de 2016, pero hasta el pasado lunes 14 de agosto no se publicó en el BOE. Mientras el ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente, que dirige Isabel García Tejerina, alega que son los trámites habituales, en el PSOE tienen otra teoría: creen que este documento es una “enmienda” a la modificación que en 2013 hizo el entonces ministro Miguel Arias Cañete a Ley de Costas y de la que el Tribunal Constitucional anuló una parte en 2015.

“Lo que hace esta nueva estrategia es seguir el criterio de la ONU y trasladar el criterio de la sentencia del Constitucional sobre la Ley de Costas al papel. El Gobierno nunca ha explicado cómo adecuó esa sentencia, ni en el Congreso ni en ningún lado”, explica Hugo Morán, secretario de Área para la Transición ecológica de la economía del PSOE. El recurso lo interpusieron los socialistas y el TC consideró inconstitucionales algunas premisas al considerar que rebajaban la protección de una parte del litoral como, por ejemplo, en Formentera. “Cuando se tramitó la ley de Costas se le pidió al PP que, antes de llevar a cabo la reforma, escuchase a la comunidad científica, pero se negó”, explica.

Morán cree que la estrategia, que sí detalla un diagnóstico preciso, “enmienda” la modificación de Cañete y, por tanto, no tiene sentido la actual legislación, menos avanzada que este nuevo documento. “Pediremos que Rajoy redacte una nueva Ley de Costas”, precisa el asturiano. Según comenta, no será la única modificación medioambiental que el PSOE pida al Gobierno, de quien cree que, en materia de cambio climático, lleva un retraso de varios años. Actualmente, el Ejecutivo se encuentra realizando Ley de Transición Energética y Cambio Climático, que se está en fase de consulta pública, y que los socialistas creen que traerá una reforma más profunda del resto de legislación.

Cabe recordar que el ‘nuevo’ PSOE que dirige Pedro Sánchez quiere liderar la oposición también en materia de cambio climático, lo que explica que la transición ecológica sea un área propia. Además, la presidenta del partido, Cristina Narbona, también quiere implicarse en este proyecto. Por ello, en el nuevo curso trabajarán en nuevas iniciativas para presentar durante los próximos meses en el Congreso. “La estrategia en materia de cambio climático de este Ejecutivo se parece más a la de Donald Trump que a la de cualquier gobierno europeo”, sentencia Morán.

Un buen diagnóstico, unas soluciones vagas

La estrategia, en la que el Ejecutivo lleva trabajando meses, se proponen medidas como la creación de más playas y dunas artificiales, la construcción de nuevas estructuras de protección, como muros y paseos, o la introducción de seguros y primas específicas, aunque pone el acento en las infraestructuras verdes. Los estudios advierten desde hace años sobre el aumento de fenómenos como la subida del mar, la temperatura del océano en superficie, cambios en las tormentas y temporales,  la concentración de CO2 en el mar o su acidificación.

Desde 2004, la adaptación del litoral español a los peligros que supone el cambio climático ha sido una prioridad. Al menos, en la teoría, porque en la práctica España ha tardado 13 años en publicar una estrategia nacional para el litoral español obligado por la reforma de la criticada Ley de Costas en 2013. Mientras el texto hace un examen muy detallado de los problemas, las soluciones aparecen más difusas y las formas de financiación son poco concretas, aunque al ser un texto-marco no puede abordar la cuestión de forma local: “El litoral español es muy diverso y hay que adaptar cada solución a la problemática concreta”, explican desde el ministerio de Agricultura. “El diagnóstico es bueno, pero luego la aplicación dependerá de los organismos y comunidades autónomas y tememos que se pierda y que no sea vinculante. No hay medidas concretas que se puedan implantar de forma directa. Tememos que en la práctica se centre demasiado en las construcciones y deje de lado aspectos como la educación y la investigación”, explica Javier Andaluz, de Ecologistas en Acción.

“Llega con mucho retraso y hay que actuar con bastante más urgencia. Aborda bien el planteamiento teórico, pero no aborda la realidad”, coincide Juantxo López de Uralde, diputado de EQUO. Este ecologista, tras “muchas largas” de la ministra en el Congreso, esperaba medidas más contundentes y directas: “En Francia hasta han cuantificado los edificios a los que les afectará la subida del mar, que serán unos 300. En España también hay que abordar una estrategia de desalojos y derribos. Hay mucha teoría y poca práctica”, argumenta el exdirector de Greenpeace España.

Pero si el Gobierno tiene identificado el problema, ¿por qué se diluyen las soluciones? “El urbanismo descontrolado debería desaparecer y, como ejemplo, tenemos el hotel del Algarrobico, que es una aberración”, explica Andaluz. Los números le dan la razón. Además del turismo masivo y el negocio que se genera en torno a él, también tiene responsabilidad la despoblación que se ha producido en el interior de la península y la densificación del litoral. Si se va un poco más para atrás en el tiempo y se le añade perspectiva histórica, las comparaciones son aún más preocupantes. El documento lo ilustra con algunos ejemplos muy gráficos: “La información del siglo XII indica que la Albufera de Valencia tenía en aquella época unas veinte mil hectáreas, tras un proceso de pérdida de superficie imparable el humedal cuenta hoy en día con un 10 % de su tamaño original”.

Los deltas o las playas confinadas (como la de La Concha) están destinados a desaparecer, pero para los ecologistas, el Gobierno aún emplea más marketing que planes sólidos: “El presupuesto para combatir el cambio climático se ha ido reduciendo. Ante la gravedad del asunto, se dedican fondos irrisorios”, comenta López de Uralde.

El Mediterráneo, la costa peor conservada

España es uno de los países que con más crudeza sufre el cambio climático, del que ya hay que hablar en presente, a juzgar por los datos que detalla el informe, que asegura que “el aumento del nivel medio del mar en la zona Atlántico-Cantábrica sigue la tendencia media global observada entre 1,5 y 1,9 mm/año entre 1900 y 2010 y de entre 2,8 mm/año y 3,6 mm/año entre 1993 y 2010”. La desaparición de la mítica posidonia mediterránea o la emigración de algunas especies y su sustitución por otras serán algunos de los cambios en los ecosistemas, pero también habrá consecuencias económicas. Por ejemplo, el documento prevé “una reducción de la operatividad en los puertos del Cantábrico, sureste de las Islas Canarias y norte de Mallorca y un aumento de la misma en los puertos del Mediterráneo” si no se adapta el litoral a los cambios.

El análisis que ha hecho el Ministerio de Agricultura aporta datos interesantes y precisos sobre las zonas de actuación y el nivel de degradación de algunas de ellas: “En el Mediterráneo español, el litoral peor conservado del país, el 32% de la costa tiene críticos niveles de degradación ambiental, el 51% de las playas urgen de alguna actuación de restauración, el 70% de las dunas están destruidas o muy deterioradas, el 60% de los ambientes de transición requieren de alguna actuación, el 40% de esa costa está ya urbanizada y el 16% es ya costa artificial, y finalmente el 57% de las playas están ya en entornos urbanizados”.

La ‘Estrategia de adaptación al cambio climático de la costa española’ es clara: el modelo español no es sostenible a medio plazo. En medio de un debate público sobre la ‘turismofobia’, los técnicos ya han inclinado la balanza hacia una turismo responsable. Solo falta ver si el Gobierno lo aplicará con seriedad o, como aseguran los ecologistas, se quedará en papel mojado cuando choque con los intereses empresariales.

Terrorismo y racismo, dos males a combatir con un mismo medio

SEBASTIÁN MARTÍN | Publicado:

Terrorismo y racismo
Pintadas islamófobas en Cataluña aparecidas después de los recientes atentados yihadistas. / Twitter

Por muy aislado del mundanal ruido que se haya estado en este agosto de sangre y calor, pocos habrán dejado de recibir, sea por Whatsapp, Facebook o Twitter, mensajes cargados de odio e ignorancia a partes iguales. Que si la «solución al problema moro» es «cerrar mezquitas», «quitar subvenciones», «eliminar pisos gratis», practicar «deportaciones» y «¡comidas, las nuestras!». Que si en la Rusia de Putin o en la Holanda actual, para evitar su autodestrucción, han dejado por fin de reconocer la libertad religiosa a los musulmanes, imponiéndoles la asimilación a las costumbres rusas o a los «valores fundamentales holandeses». Que si Europa tiene «diez millones de problemas», todos y cada uno de los musulmanes que viven en ella, inasequibles a la ilustración y con la misión congénita de descomponer desde dentro la civilización occidental… Leer más …

Gestión inmobiliaria del Gobierno: entre la aristocracia y la ruina

LUIS DÍEZ | Publicado:

Gestión inmobiliaria del Gobierno
Castillo de Maqueda en Toledo, en cuyo interior se construyó un funcional y marmóreo edificio destinado a albergar el Museo de la Guardia Civil. / Wikipedia

Alquileres ventajosos, restauraciones costosas y ventas a precio de saldo proyectan la impresión de que el Gobierno de Mariano Rajoy es un mal casero para el Estado. Cuando se examina el catálogo de las viviendas, inmuebles y cortijos que la dirección general del Patrimonio (Ministerio de la Presidencia) tiene en Sevilla, enseguida salta a la vista la casa de renta antigua (apenas 300 euros al mes, IBI incluido) que disfruta Margarita de Orleans Braganza, prima del rey emérito Juan Carlos de Borbón. Se trata de un piso de 488 metros cuadrados con un valor registrado de 18.851,46 euros. El privilegio de la inquilina es histórico y la ley permite transmitirlo de padres a hijos sin modificar las condiciones del alquiler. Leer más …

De vaca sagrada a burbuja insostenible (pasando por la gran prostitución)

PEDRO COSTA MORATA | Publicado:

La evidente insostenibilidad medioambiental del turismo masivo sigue conviviendo con un estatus de privilegio
Una masa de sombrillas, sillas, tumbonas y personas atestan la Playa de Levante (Benidorm). / Manuel Lorenzo (Efe)

La reacción ha tardado en producirse pero ha llegado al fin: las protestas contra el turismo masivo y agobiante que, iniciadas en Barcelona, se han extendido como mancha de aceite, denuncia la agresión generalizada a la que ha llegado esta invasión ubicua y atosigante, con unas cotas de deformación y estupidez que se hace necesario actuar contra ella en sus formas más insoportables, empezando por describir su significación con exactitud: un gran negocio, sí, pero que al mismo tiempo supone una industria masiva y desbocada cuyos daños, crecientes e inconmensurables, puede que ya alcancen a sus beneficios. En el marco acuciante del cambio climático esta actividad –que es altamente degradante en lo ambiental e intensamente consumidora en recursos esenciales como el agua, el suelo, la energía y el paisaje– debe revisarse en sentido restrictivo, con numerosos y decisivos controles y, sobre todo, con su desmitificación radical, puesto que su evidente insostenibilidad sigue conviviendo con un tradicional estatus de privilegio. Leer más …

El Congreso ataca a los jueces por desentenderse de la violencia de género

LUIS DÍEZ | Publicado:

violencia de género
La megaencuesta oficial realizada en 2015 no auguraba mejoras cuando ponía de relieve que el 21% de las menores de 25 años con pareja habían sido víctimas de la violencia, frente al 9% de las mujeres en general. / Pixabay

Malparados salen los jueces en el informe del Congreso sobre la violencia de género. El preámbulo del extenso documento carga abiertamente contra sus señorías. “Paradigmático parece que las órdenes de protección (a las mujeres maltratadas y amenazadas) hayan descendido más de 20 puntos porcentuales desde 2007 y que muchos juzgados denieguen persistentemente la concesión de órdenes por encima del 90%”, dice el texto. Leer más …

La revolución del PP

JORGE MORUNO | Publicado:

Turismo
Una playa masificada en la costa mediterránea. / Efe

En el país del turismo mucha gente no puede irse una semana de vacaciones; un 40% de la ciudadanía según Eurostat. En el país donde el salario medio que se gana en la hostelería es un 40% menos que el salario medio general y en el país donde los alquileres se disparan un 16% en el último año, la turismofobia aparece como el relato de aquello que debe preocuparnos. Sin embargo no existe tal cosa, pues nadie está en contra de que su país sea visitado al igual que visitamos otros países. El problema es otro. El turismo en España es un efecto y no una causa, es un síntoma de un modelo productivo y una división europea del trabajo. Un modelo productivo basado en la especulación que fomenta e impone a los españoles una relación de servidumbre. Una división europea del trabajo que hace del sur un lugar de destino y de consumo de aquello que se produce en el norte. Leer más …

España logra reducir la emisión de gases de efecto invernadero… a costa de los embalses

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Imagen del cielo de Madrid.
Espesas columnas de vapor de agua son liberadas a la atmósfera por los sistemas de evacuación de una central nuclear.

España redujo un 3,5% las emisiones de gases efecto invernadero en 2016 respecto al año anterior, el primer dato positivo en años que, a priori, parece un avance en la lucha contra el cambio climático. Pero Ecologistas en Acción denuncia que hay truco. La organización ha analizado el adelanto de las emisiones a la atmósfera que el Gobierno español comunicó a la UE el pasado mes de julio, y ha obtenido conclusiones menos alentadoras: la reducción no se debe a ninguna transformación relevante en el sistema productivo español, sino que solo se da por un incremento en un 25,9% de la producción hidroeléctrica, una medida que ha dejado los embalses de agua a unos niveles muy bajos tras un otoño y una primavera que ya de por sí fueron especialmente secos. Leer más …

No hay futuro

JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ | Publicado:


España se queda sin lechuzas y sin mochuelos. / EL PAIS (YouTube)

Hay noticias que parecen tener muy poca importancia. Por ejemplo, que en la última década la población de mochuelos haya descendido un 90% en España. ¿A quién cojones, dirá el tertuliano de barra de bar, le importan esos pajarracos con la que está cayendo? Ni siquiera que la desaparición de tan bellas aves nocturnas esté relacionada con los insecticidas y productos químicos preocupa a nuestro ciudadano, atento a ligas de mayor entidad. Como la marcha de Neymar o la fobia al turismo. Leer más …

Independentistas contra turistas, crónica de una farsa de verano

SATO DÍAZ | Publicado:

adeubcnok
Cartel de la manifestación convocada por distintos colectivos sociales en contra de la ‘turistificación’ el pasado junio. / Coordinadora de Asambleas de Vivienda

BARCELONA (BCN).- En verano, la sequía informativa hace que las portadas de periódicos y las tertulias de radio y televisión se llenen de temas secundarios, tomando el protagonismo que no conseguirían entre septiembre y junio. Esto es así, desde que el verano es verano y existen periodistas. Si a esto añadimos la vieja estrategia mediática y comunicativa de generar un problema social desde los propios medios de comunicación, aprovechando el altavoz que son los propios medios, para que luego estos mismos ofrezcan las soluciones, tenemos la ecuación perfecta. En verano, los grandes medios de comunicación, ansiosos de temas para rellenar sus espacios informativos, magnifican un problema y ofrecen sus propias soluciones, normalmente atacando a sus adversarios políticos. Si en uno de estos temas estivales, sirve, además, atacar a Ada Colau y al independentismo catalán por igual, tenemos tema para rato, hacen el agosto. Leer más …

La Purísima, el centro de MENAS en Melilla donde la mayoría denuncia maltrato

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Un niño arriesga la vida al saltar entre las rocas del puerto en Melilla
Un niño arriesga la vida al saltar entre las rocas del puerto de Melilla, donde acuden muchos menores para intentar colarse en los barcos que marchan a la Península. / Asociación Prodein Melilla (Twitter)

La mayoría son de Marruecos, algunos de Argelia, de Siria o de Guinea-Conacry. Ponen en peligro su vida para llegar, saltar la valla e intentar buscar un futuro que no les pertenece. Son niños que huyen del conflicto de sus países, de familias desestructuradas, del maltrato y que, una vez que pisan suelo español, quedan bajo la protección del Estado. En Melilla, el lugar de España donde hay un mayor número de jóvenes marcados con el acrónimo de MENA –Menores Extranjeros No Acompañados– ingresan en La Purísima, un centro de acogida que tiene capacidad para 180 niños y que ahora acoge a más de 300.

“Esto no es un hotel”, es la primera frase que les dicen al llegar y que se repite en muchos de sus testimonios. Es verdad que la estancia es lo menos parecida a agradable, porque más del 92% dicen haber sido tratados de forma violenta en el centro, según recoge el informe “De niños en peligro, a niños peligrosos” de la asociación melillense Harraga. Por eso se escapan a la calle, donde malviven, esnifan pegamento, son objeto de todo tipo de abusos y prueban suerte para ingresar como polizones en el siguiente barco que les lleve a la Península y les saque del infierno.

La Purísima, el mayor de los tres centros de menores que existen en Melilla, es un antiguo edificio militar que dejó de tener este uso porque no reunía las condiciones adecuadas. El acceso es prácticamente imposible para las personas que no trabajan allí, según denuncian las asociaciones que trabajan con menores sobre el terreno. La diputada de Podemos Ione Belarra pudo ingresar al edificio hace dos semanas y las críticas que realizó sobre la situación de los menores le valieron un enfrentamiento con el consejero melillense de Bienestar Social, Daniel Ventura, quien anunció que a partir de ahora se endurecerían las condiciones de visita porque el lugar no es “un circo”.

Este torreón “es tétrico”, relata la parlamentaria a este medio. La Purísima tiene dos módulos: uno para los niños que pasan allí más tiempo y otro para los que entran y salen a la calle con frecuencia. En la segunda estancia, “donde se encuentran los niños más vulnerables, muchos enganchados al pegamento” hay salas con “unas cincuenta literas pegadas las unas a las otras”, relata Belarra. “Está sucio y el olor acongoja”.

El consejero de Bienestar Social, responsable del tutelaje de los menores, ha argumentado en varias ocasiones que cuando estos menores llegan a Melilla algunos de ellos ya se encuentran en situación de calle y no quieren permanecer en los centros de acogida de la ciudad. El presidente de la Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein), José Palazón explica que los niños escapan de un lugar donde “se les niega el afecto y el buen trato que necesitan”.

La situación de los menores que llegan a Melilla no es nueva. Prodein se inscribió en el año 1999 como respuesta al problema de los niños marroquíes que en ese momento ya llegaban a la ciudad norteafricana. En el año 1996 se había aprobado la Ley de Protección de Menores, pero tardó en aplicarse. En ese momento, relata Palazón, había un centenar de jóvenes que habitaban en las calles, pero la situación pronto se normalizó y los niños fueron atendidos, escolarizados, e incluso se les pagaba una actividad extraescolar. “Nos enfrentamos a la peor situación desde entonces”, explica el presidente de Prodein.

Actualmente se estima que hay más de 3.000 MENA repartidos por nuestro país, según los datos que el Gobierno proporcionó al Senado el pasado mes de mayo. En estas últimas cifras se recoge que en total hay 675 menores no acompañados en Ceuta – 201– y Melilla –474– que proceden en un 91% de Marruecos, aunque también hay de otros lugares como Argelia, Camerún, Guinea, Congo… El número puede variar, además de que los exámenes médicos a los que someten a estos niños para determinar su edad no siempre son fiables, denuncian las organizaciones. No hay cifras oficiales sobre el número de jóvenes que rondan las calles, aunque Palazón, en contacto permanente con ellos, asegura que ahora mismo rondan la treintena. Hay momentos del año, en función del flujo migratorio o de otros factores, en los que pueden llegar a ser unos 70 u 80.

Imagen de unos menores que residen de La Purísima.
Imagen de unos menores que residen de La Purísima. / PRODEIN

El abandono en las calles

Los menores se lanzan a la la parte antigua de la ciudad y a rondar la zona de las rocas que conforman los espigones del puerto. Esta es una zonas insegura, de difícil acceso, donde a menudo resultan heridos. También son lugares donde quedan a merced de las drogas y la voluntad de los pederastas. “Los hay que tienen unos 11 años. Hay bastantes con 14, 15 o 16. Sufren mucho maltrato de sus propios compañeros, de las fuerzas de seguridad, de la Policía. No tienen ninguna necesidad cubierta, tienen frío y tienen hambre”, explica Palazón, cuya asociación organiza cada noche una cena con los menores en las calles para garantizarles una comida al día.

El responsable de la Parroquia de Entrevías (Madrid), Javier Baeza, acudió a una de esas cenas durante el viaje realizado por la Caravana Abriendo Fronteras, una ruta organizada por más de 100 colectivos que se dirigió este mes a Melilla para denunciar la situación de los refugiados. Relata que encontraron a niños y adolescentes con heridas que tuvieron que ser atendidos por el personal médico que viajaba con ellos y denuncia “la irresponsabilidad de las autoridades y de todo el aparato tutelar” que no garantiza el bienestar de los menores.

Ante las sucesivas quejas por parte de las autoridades de Melilla, que se han declarado “desbordadas” e incapacitadas para hacer frente a la cantidad de menores que reciben, el Consejo de Ministros aprobó el mes pasado una dotación económica de 6,4 millones de euros para los centros de menores dicha ciudad y Ceuta. No obstante, las organizaciones desconfían y dudan que el dinero se use para dar una atención adecuada a estos niños, más allá de aumentar las plazas de los lugares de acogida. Critican que las autoridades evitan dar “un trato digno” a los jóvenes para evitar así el “efecto llamada” que atraería a otros del otro lado de la valla. Un informe de la Universidad de Comillas publicado en marzo apuntaba a que “la ciudad no asume que estos niños son hijos del Estado de español y los señala como ‘hijos de Marruecos’ a través de múltiples comparecencias públicas por parte de los máximos responsables de la ciudad”.

Un sistema hostil va acompañada de una percepción nada compasiva de los ciudadanos de Melilla. Según una encuesta incluida en el informe de Harraga, “el 30% de las personas entrevistadas opina que los niños de la calle les da pena o lástima”, mientras que “el 70% piensa que no deberían estar en la calle porque roban, molestan, dan miedo y mala imagen a la ciudad”. No obstante, según las estadísticas de criminalidad del Ministerio del Interior, existe una tasa de hurtos y robos violentos en Melilla muy inferior a las tasas de Madrid o Barcelona y, de ese porcentaje, apenas de un 10% de los incidentes están relacionados con los MENA.

Documental ‘Fronteras: ¿Niños perdidos o abandonados?’ de la Asociación Prodein.

La trampa burocrática de los 18

Son también muchas las dificultades administrativas que encuentran los menores una vez que han cumplido los 18 años. Algunos de ellos llevan viviendo dos o tres años en Melilla cuando alcanzan la mayoría de edad. La ONG Harraga especifica en su informe que, en base a las experiencias vividas y a los datos recogidos, “los niños son engañados entre trámites burocráticos y vacíos legales”, mientras que, cuando dejan de ser menores, “son obligados a abandonar el centro sin ser informados absolutamente de nada”.

Los niños que llegan a Melilla deben acudir a registrar su huella un mínimo de dos veces para obtener la tarjeta de residencia. Cuando la obtienen, a menudo no les informan de la fecha de renovación. “Son muchos los niños que no la tienen, o la tienen caducada, ya que nadie se encarga del seguimiento de esta”, denuncia el informe. Una vez que cumplen la mayoría de edad se encuentran con que no tienen “esa residencia que tanto les costó conseguir”. No obstante, el documento añade que la situación está mejorando y los menores encuentran menos dificultades, algo que no tranquiliza a Palazón. “Cada vez que quieren limitar el número de niños les niegan los permisos de residencia. Los niños pierden la confianza y se van al puerto para colarse en un barco que les lleve a la Península. Melilla no es ningún sitio donde estar”, lamenta.

A muchos de los que logran alcanzar esos barcos se les pierde la pista. Llegan a Almería, Málaga o Motril y, después, pasan a encontrarse en paradero desconocido. El año pasado Europol alertaba de que 10.000 menores migrantes no acompañados habían desaparecido en Europa y estipulaba que una gran parte de ellos podría haber caído en redes de trata de personas. Otros consiguen reunirse con familiares en España u otros países europeos y mantienen el contacto con Prodein, relata Palazón. “Cada uno tiene su suerte”, añade.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend